lunes, 5 de septiembre de 2016

FERVOR DEL PUEBLO...

El final del tiempo estival, suele traer consigo la marcha de los veraneantes, forasteros que acuden como cada año a su cita veraniega, en la Ciudad de los Almirantes, a la tierra que algún día, les vio nacer o que quizás adoptaron como suya después de muchas correrías por estas tierras, pero estos días de recreo, no terminan en agosto, gracias a un motivo principal, el Santuario de la Virgen de Castilviejo y su fiesta anual que como siempre, después de la Novena, dedicada a la patrona de Rioseco, trasladan a nuestra Santa, un día antes hasta el templo en el campo, reuniendo, en la pradera a un gran numero de fieles que acudieran en la mañana del 8 de septiembre a rendir honores a su santa, la cual les protegerá allá donde estén, sus hijos.


La imagen costumbrista de nuestra santa en procesión por la pradera, rodeada de fieles es una imagen a temporal, que año tras año se repite desde tiempos inmemorables, alrededor del templo mariano, y es acompañada del tradicional almuerzo en la pradera, para luego comprar la tradicional cacha de caramelo y de almendras ademas de los famosos melones y sandias que nos ofrecían año tras año el bueno de Benito "Cerilla" y el melonero, y terminar la jornada subiendo otra vez a los camiones y remolques de nuestros vecinos, cantando por la alegría de la jornada campestre ante la señora de todos los riosecanos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada