jueves, 14 de diciembre de 2017

LOS VIEJOS HORTELANOS...

En Medina de Rioseco, de tanto convivir con los soportales, olvidamos que son un referente emblemático, una suerte arquitectónica singular que cose, casas en calles y plazas y nos recuerda la colosal herencia recibida de otros tiempos pasados, ya que estos nacen de la necesidad de cuando no había electricidad permitiendo trabajar delante de sus talleres y de guarecer a los viejos artesanos en su soportal de la lluvia o del sol. Lo mismo que a los vendedores de productos del campo, a los viejos hortelanos, de los cuales uno de ellos, hoy, nos recuerda el esplendor de aquella Vieja India Chica, cada mañana en un pequeño rincón de la calle Mayor.

Ramonita todo un emblema de la calle Mayor...
Fotografía tomada a finales de los 90 y extraída de una revista de turismo rural de mi colección.

Y es que Ramonita desde los viejos soportales, vende todos los productos que el desaparecido Luis Ballesteros, con gran esfuerzo y sudor, recolectaba desde su cercana huerta al caño San Sebastián, lechugas, pimientos, calabacínes, tomates, patatas y todo tipo de verduras según la época del año y también las flores que recolectan cada año, para el día de Todos los Santos, coloreando ese viejo rincón de la calle Mayor para rendir memoria a los que un día nos dejaron.
Y desde esa finca llamada Villa Jesusa, Luis hacia el necesario homenaje a sus padres, uno con el nombre de la misma en homenaje a su madre y dos en honrar la memoria de estos, con la fama de sus productos ya que estos eran hortelanos antes que el y le enseñaron el orgullo de este antiguo oficio, incluso recuerdo que mas de un verano, los escolares, visitaban la vieja huerta, en donde Luis explicaba este viejo oficio, a estos futuros consumidores de este particular supermercado.

Desde estas humildes letras, me gustaría quizás pedir que el trabajo y esfuerzo de estos últimos hortelanos de la calle Mayor quedara plasmado a modo de recuerdo con una placa como homenaje por parte de la Ciudad de los Almirantes, en ese pequeño rincón, a tantos años de servidumbre a esta población que no olvidara nunca la sonrisa de este matrimonio ejemplar...

                       Si te ha gustado compártelo por favor...

viernes, 8 de diciembre de 2017

Así ha cambiado Rioseco en 60 años...

Hoy nos trasladamos en un ruidoso viaje en avioneta y sin miedo a marearnos, por un Medina de Rioseco, quizás desconocido para muchos pero que hoy, varios edificios ya históricos, guardan celosamente el pasado de esta vista de 1958.

La fotografía, esta situada en el lado oeste de la ciudad, en el antiguo barrio del Carmen, en la que podemos destacar, a la izquierda de la misma imagen, el famoso Coso, donde los Hermanos Peralta, organizaron el famoso Festival Benéfico, pisando sus arenas, las figuras mas importantes del momento y unos metros mas abajo, la antigua estación del Ferrocarril Económico y a su lado, la grandiosa finca del Convento de San José, destacando el terreno empleado por estas para su huerta y la casa convento y pegado a esta, la bella portada de la Iglesia del mismo convento, donde crea un bello rincón, popularmente conocido como el Corro del Carmen, en el lado opuesto al convento, cerrando este lugar, viviendas solariegas ocupan hasta la calle Matadero, lo que unos años mas tarde fueran las viviendas edificadas en el viejo solar, por unos jóvenes constructores Hermanos Acuña y siguiendo nuestro viaje en esta vieja vista, llegamos hasta los viejos soportales y viviendas señoriales, destacando la de los Viguera, hasta llegar al viejo solar donde estuvo durante varias décadas, la famosa Cafetería Castilviejo.

Vista datada en 1958 y comprada en Tarragona a viejo aficionado a la fotografía.


En el esquinazo de la fotografía, nos encontramos el colegio de San Vicente de Paúl y adosado a sus muros, la iglesia de San Pedro, mas conocida popularmente por la iglesia de los Padres y creando otro de los populares Corros, este conocido por el de Santo Domingo, detrás de esta iglesia, podemos distinguir los tejados de la vieja fundición, la foto nos muestra un largo camino de Castilviejo que desemboca en la calle de la Pinilla y que franquea, la conocida Tierra de Campos, con la característica propia de la misma, una gran planicie desarbolada, en la llanura cerealista.
La parte inferior de la fotografía nos muestra la carretera de Valladolid-León, en la que varios jóvenes arboles delimitan la vía, destacando las Casas del Paseo, recién construidas, con sus patios en la parte posterior de las mismas y entre la calle del Castillo y la calle de las Armas, los famosos Portales del Carbón, para acabar destacando en la zona de la izquierda, el Pósito, antigua alhóndiga de la Ciudad de los Almirantes y conocida popularmente como El Torno.


jueves, 26 de octubre de 2017

Electrodomésticos MARINA

En un antiguo cartel de toros del desaparecido Festival de los hermanos Peralta de un San Juan de 1966, me llevo la grata sorpresa de encontrarme en la parte trasera del mismo, un antigua publicidad de época, de un negocio familiar, al que la población de Rioseco, guarda estima y cariño y es que este negocio abrió sus puertas en los años cincuenta del pasado siglo, convirtiéndose con ello en uno de los locales abiertos, con mas solera de la ciudad.


Como podemos apreciar en la publicidad, en un principio el negocio se dedico a la venta de electrodomésticos y material eléctrico, pero pasados unos años el negocio, incorporo en 1981, una nueva sección de venta, "la floristería", y es en esta en la que la maestría de las manos de sus dueños y el buen gusto con este arte y por todo el cariño que ponen en sus trabajos, a la que acuden muchos riosecanos y vecinos de la comarca, en diferentes momentos del año, donde las manos de Belinda Novo ponen todo el cariño, como son el arreglo de las flores de una boda, San Valentín, cumpleaños o en la fiesta de todos los Santos, convirtiéndose en la víspera, en todo un hervidero de gente incesante en busca de encargos o de pedidos y es por ello que la calle de las Armas despide un magnifico olor con el que adornar el mejor jardín...
El negocio es ampliado hace unos años, con la apertura de un nuevo local en frente de la antigua tienda en la que los muebles auxiliares, velas objetos de decoración, lamparas, flores secas y un sin fin de pequeños detalles hacen que este brille, con las manos de esta riosecana, que tiene el buen gusto por bandera.
Anécdotas seguro que nos les faltan a tantos años de servidumbre a la población de Medina de Rioseco, pero me quedo con el arrojo de estos luchadores del pequeño negocio, reinventándose con los años y creando una clientela fiel a su negocio...

jueves, 19 de octubre de 2017

UNA MAÑANA EN EL CONVENTO...

Seguro que con una dilata vida, el desaparecido convento carmelitano, guarda y custodia, muchas historias dentro de los muros de este cenobio riosecano, donde mujeres entregadas a la vida religiosa, nos podrían describir realidades conventuales...
Si nos trasladáramos en el tiempo, a una jornada cualquiera dentro del perfecto remanso de esta comunidad, podríamos vivir ritos y costumbres dentro de las diferentes ceremonias que durante siglos se fueron realizando, hasta el triste, cierre del mismo...


Hoja de una de las revistas de Semana Santa de loa años 30 de mi colección.

Una escena podría ser esta, dentro del coro del convento de las carmelitas, momentos antes de celebrarse la Misa del Alba. El coro esta iluminado por dos lamparas de aceite, que sirve para alumbrar el órgano, a la derecha y a la izquierda fuertes muros de piedra y por este ultimo un hueco de entrada por el que pasan hasta veinte monjas, llevando en la mano el libro de oraciones.
Las monjas se irán colocando de derecha a izquierda, arrodillándose, teniendo cuidado de dejar libre el centro, la Madre superiora saldrá la ultima y acompañándola con marcada lentitud, una jovencísima y tímida novicia, que llevara el velo blanco. se arrodilla, sirviéndose de apoyo, en la baranda y un poco separada y por detrás la madre superiora, un sonido de una campanilla anuncia el comienzo de la misa, donde la oración fortalecerá el espíritu y al frente y haciendo una pequeña escuadra, las celosías, a través y por encima de ellas la nave y las bóvedas y de fondo, la imagen de la Virgen que aúna el fervor y la devoción de estas siervas, al final de la misa, se sentirá el toque de la campana no cesando este, hasta que estas desaparezcan de la iglesia, para continuar las labores normales de su vida...

jueves, 12 de octubre de 2017

"UN COCHE PARA TODOS"

Con este magnifico eslogan se empezaron a comercializar las primeras unidades del protagonista de nuestro articulo de hoy. En este año 2017, se cumplen 60 años de la fabricación del primer 600 en nuestras carreteras, vehículo que trasformó toda una época en España y se convirtió en todo un símbolo, para un país deprimido que empezaba a despegar.
El 600, fue el vehículo que logro, que muchas familias dieran un paso en la escala social del país, pasando muchas familias modestas a una nueva clase media y para ello muchas de estas debían de hacer un sobre esfuerzo en su economía familiar, algunas ahorrando el importe total de la compra que eran 66.000 pesetas de la época y otras enfrascándose en las primeras letras que entrarían en muchos de los hogares de los años 50 de este país. 

Mi tío Andrés, impecable, posa para la posteridad con el símbolo por aquel entonces
de las clases obreras, quizás el también soñaba con poseer uno...

A partir de aquí, entra a formar parte de este articulo la nostalgia, experiencias vividas, con este pequeño vehículo, en familia, las maletas, los niños, una manta, la nevera y mucha paciencia, eran los compañeros perfectos, para conocer nuevos lugares, gracias a estos pequeños reyes del asfalto, muchas familias conocieron por primera vez, el mar, hicieron Turismo, palabra común en la actualidad y que por aquel entonces estaba en pleno rodaje, las familias podían regresar a sus respectivos lugares de España, donde un día salieron a buscarse la vida y poder presentar a las nuevas generaciones a los abuelos, otros lo utilizaron para su viaje de novios, en definitiva, un coche que cambio a toda una generación y en una época en la que todo estaba prohibido el 600 dio libertad...
                       
Y el mejor motivo para simbolizar lo que significaba este pequeño milagro, lo tenemos retratado en esta foto que ilustra perfectamente el articulo de hoy, paradójicamente mi tío Andrés, jamas tuvo carnet de conducir, pero quizás quiso retratarse, al lado del, como símbolo de la modernidad que las carreteras nacionales habían traído hasta Rioseco...


jueves, 5 de octubre de 2017

LEYENDA DE LA VIRGEN MARINERA...

Uno de los tesoros mas curiosos de mi colección es este magnifico librillo, dedicado a la leyenda histórica sobre el milagroso hallazgo de la imagen de la Virgen Marinera y su traslado a Medina de Rioseco, escrita en 1890 por el Párroco de Santa María y Arcipreste, el Licenciado Don Serapio Baquero, que muy astutamente publica este libro, para destinar su recaudación a reparar los desperfectos de la Iglesia de Santo Domingo, donde se veneraba la famosa imagen.

Portada del famoso librillo de 1890, con el desperfecto del oxido a la izquierda
del mismo, pero que mantiene en general en un gran estado de conservación.

Y es que en muy mal estado debía de encontrarse la antigua iglesia, edificada en 1583, ya que durante el siglo XIX, esta se encontraba en tan malas condiciones, que debió de ser tan poca la recaudación de aquella publicación, que no es hasta cuatro años después de haberse publicado(1890) el librillo, cuando  hacen su presencia en nuestra localidad la orden de los claretianos (1894), quienes se hacen cargo de la iglesia y del mantenimiento de la misma.

Contraportada del librillo, impreso en los talleres locales de Don Lorenzo, Santaeufemía en
la Plaza Mayor de Rioseco, el paso de los años ha configurado un color y una patina especial
a esta publicación, a la que guardo un cariño  especial por el sentido popular de la misma.

La historia comienza, con el mecenas de tan magna obra, Fray Tomas de Berlanga, que después de ser nombrado Obispo en Panamá, y de renunciar a este cargo, por volver a España y poder montar en su pueblo un Convento, es aconsejado por sus superiores, hacerlo en la floreciente ciudad de Medina de Rioseco, lugar hasta donde se instalo no solo el y los dominicos sino también una Virgen de su pueblo natal, que presidio hasta no hace muchos años el altar mayor de tan bella iglesia, y de la leyenda que trajo consigo esta imagen, llamada Virgen del Rosario y apodada por los riosecanos como Virgen Marinera por la leyenda que hoy os muestro.

VIRGEN MARINERA
Virgen del Ntra. Sra del Rosario, conocida como "La Marinera" por la leyenda de la
cultura popular, perteneciente a la iglesia de  San Pedro Mártir, o de "los Padres",
como el pueblo quiso llamarla, por ser estos los últimos moradores de la misma.
Postal perteneciente a una serie de estampas, realizadas por los misioneros claretianos.

Y es que parece ser, que Fray Tomas de Berlanga, en su regreso a su España natal, el barco en el que viajaba sufrió una gran tormenta y una fuerte marejada, y en plena navegación se desato tal fulgor de las aguas, que durante la misma temieron por sus vidas, y en ese momento de máxima locura colectiva por el desgraciado viaje, ven que una ola enorme se acerca hacia ellos llegando incluso a poder zozobrar el barco, por tan grandes dimensiones y es cuando pasajeros y marineros encomiendan sus almas a Dios y el Obispo de Panama poniéndose de rodillas pide a la virgen, compasión y salvación para toda la tripulación, "Poderosa Señora de Cielos y Tierra, Estrella salvadora, tened compasión de nosotros ..." y llegando el milagro, para todos ellos, ya que la ola según se acerca, pierde la fuerza inicial, golpeando el barco sin peligro alguno y depositando dentro del barco un arca, después de debatir entre los marineros quien debiera de quedarse con tan bello presente, deciden que el Capitán y el Obispo, son los que deban de abrir aquel bello tesoro, y que decidan sobre este, al abrirlo, contemplan los resplandores de la cara de la Virgen, envuelta sobre bellas telas y deciden que sea para el Obispo, por ser un presente totalmente espiritual, es este el que decide que se sorte entre toda la tripulación, para lo que vuelve, hasta en tres veces a tocarle y quedando claro su legitimo dueño, traslada a su pueblo a la Virgen, hasta la fundación del Convento riosecano, la cual es acogida con gran fervor en el pueblo que solo deja marchar a la tan preciada imagen si esta cede el niño que lleva entre sus brazos.

                                              Si te ha gustado compártelo por favor...

miércoles, 27 de septiembre de 2017

CIRCULO DE RECREO...

En el corazón de Medina de Rioseco, en el Corro de Mediavilla, se yergue imponente un edificio histórico dentro del patrimonio de la ciudad, el Casino o Circulo de Recreo, edificado en 1907, por Luis Gonzalez Miranda, en un edificio, propiedad de Vicente Pizarro, sus paredes ofrecían una variada oferta de ocio, para los socios que utilizaban sus salones para la charlas distendidas, tertulias y lectura de publicaciones periódicas, algunos bailes y fiestas y de manera mas ocasional la representación teatral, de obras de autores locales, pequeños conciertos o audiciones, incluso algún discurso político de diferente índole. 

    Este grabado de Parcerisa, del siglo XIX, portada de uno de mis libros de Esteban García Chico,
    nos muestra el aspecto que tenia la vivienda que ocupaba el solar del Casino, una típica vivienda
de tierra de Campos, con el clásico soportal y el balcón de hierro forjado...

Una de las cosas que mas me llama la atención y que distingue a la entidad caracterizadamente elitista es su sistema de calefacción original de la época, con imponentes radiadores de hierro fundido  que me hacen sorprenderme cada vez que acudo al salón y que seguro que harían un ambiente realmente mas confortable, para los socios, a los largos y crudos inviernos terracampinos.

Esta postal de mi coleccion, pertenece a una instantanea de los años 50, es la hora
de la misa, y las parroquianas acuden a la misa del mediodía, la calurosa mañana
de verano, hace que la blanca fachada del Casino, contraste con la sombra reflejada
de los antiguos inmuebles de la Quinta Angustia, sobre el polvoriento Corro.

El paso de los años y las diferentes formas de esparcimiento de la sociedad, y la falta de socios, hicieron que el propio inmueble acusara el paso de los años de manera notable, teniendo que ceder la propia sociedad, del inmueble, al Ayuntamiento, en el año 2003, para que gestionara el propio edificio, haciéndose cargo de los costes de mantenimiento, por parte de instituciones publicas, para así devolverle el esplendor necesario a tan notable edificio.

Postal de mi colección, perteneciente a una serie de Garrabella y Cia, impresas el 16-5-1967
La fotografía refleja un Rioseco terracampino en el que el polvo del Corro, aun sin restaurar,
se detiene en el esplendor de otros tiempos pasados, las ventanas del primer piso del Casino
ya no son las mismas que el corredor original...

Hoy en el edificio, recuperado en su totalidad, se celebran en sus salones diferentes actos culturales de la Ciudad de los Almirantes, albergando en la parte de abajo, el bar y los salones de juego de los socios y en la parte de arriba la Escuela de Música y destacar que el antiguo Salón de Baile, hoy ejerce también como tal, con las clases de baile que tienen lugar los sábados...

Espero que el ruido de las  fichas de domino, los ordagos y los pitos, y la algarabía de los socios no deje de oírse en las tardes de verano en la calle Santa Maria, cuando al pasar por su puerta entreabierta el sonido, me haga recordad los años de oro de este nuestro Casino.

                       Si te ha gustado compártelo por favor...

jueves, 21 de septiembre de 2017

CARTA DE UN REPRESALIADO...

La protagonista del articulo esta sellada en Rioseco, el 13 del 9 de 1939,
unos meses después de haber acabado la guerra, donde todavía había
retenidos cientos de soldados, a la espera de juicio.

Carta adquirida a coleccionista de la Guerra Civil en Murcia.

Durante el periodo de la contienda se intento que el sistema de correo entre los soldados y los prisioneros con sus familias, funcionase lo mejor posible, a pesar de las dificultades que las circunstancias imponían.
Por ello encontramos estas tarjetas postales que son testigos directos de nuestra Guerra Civil y lo que en ella aconteció.

          Curiosa fotografía tomada del sello del Campo de Concentración de
        Medina de Rioseco, aunque no se puede leer con claridad, quedan las
 marcas del CAMPO y el principio de MEDINA.

Gracias a los listados de represaliados de la Guerra Civil, conocemos el paradero de muchos de ellos y este es el caso de Don Florencio Pascual, protagonista del articulo de hoy, el cual en el momento del alzamiento nacional el 18 de Julio de 1936, el joven jornalero, concejal del ayuntamiento de Trillo de donde era natural, y presidente de la U.G.T. Local, fue apresado por las tropas nacionales y llevado a varios campos de concentración o de trabajo, a la espera de un juicio que les dictaminara su pena, y en uno de estos fue donde permaneció, hasta el final de la guerra en el Campo de Trabajo de Medina de Rioseco, donde escribió estas cartas, a modo de aliento, para sus familiares, muchas de estas cartas, fueron destruidas por sus destinatarios, normalmente padres o esposas, y otras de estas se guardaban en secreto, no solo por el miedo generalizado a la posguerra, sino para no fomentar el odio y el rencor entre los descendientes, pasados los años, al fallecer los mas mayores, algún descendiente, de estos, encontraba o descubrían emocionados, esas dolorosas cartas tan emotivas.

Carta para la familia en la que justifica el porque no ha mandado antes ninguna, ya que
el dinero que le mandaron sus padres le tuvo que gastar en un bote de hígado de bacalao,
para la sangre, y espera que este le dure el poco tiempo que le quede allí, pregunta por
varios familiares y por el huerto familiar, y por un aval y un certificado de trabajo,
reclamándole para su pronta vuelta, sin mas se despide con besos y abrazos para todos.

Siguiendo un poco, el articulo anterior "CARTAS DE ESPERANZA A UNOS PADRES", hoy os he querido mostrar esta carta, del mismo periodo de tiempo, pero quizás con un final diferente, a la del anterior, en la que Don Florencio Pascual, remitente de nuestra protagonista, pasaría a formar parte de esas listas de españoles fusilados o represaliados. después de haber sido condenado en Guadalajara, al final de la Guerra el 16-03-1940, y estando en plena condena una noche es llevado al cementerio de Guadalajara junto a otros compañeros de celda, siendo este, fusilado en las tapias del mismo, el 24-5-1941...

                         Si te ha gustado compártelo por favor...

jueves, 14 de septiembre de 2017

LA PANERA...

Nuestra ciudad de Medina de Rioseco, tuvo el histórico honor y la suerte de albergar dentro de su rico patrimonio eclesiástico, en el año  2011, la 16ª edición de la muestra de arte sacro, de "Las Edades del Hombre", bajo el titulo de Passio.
El motivo de esta exposición, hizo que Rioseco, se prepara para tal evento, arreglando  y adecuando ciertas partes de la ciudad, como el antiguo Mercado de Ganado, adecuándolo para un parking, que alojara a la masa de turistas que con su vehículo, visitara la exposición y a su vez, el rico patrimonio de la Ciudad de los Almirantes, y la pavimentación y asfaltado de ciertas calles, como el vallado de ciertos solares, además de peatonalizar todo el entorno de la Iglesia de Santiago Apóstol.

Iglesia de Santiago, al fondo nuestro famoso edificio, fotografía tomada en los años 60.
Comprado en Lugo, en almoneda local.

Y nos situamos en la fotografía que ilustra el articulo de esta semana, desde la fachada de la iglesia de Santiago, donde el empresario riosecano Mariano Valdés, rehabilito un antiguo edificio, conocido como el de Doña Policarpa, fabricado en adobe y madera, haciendo si cabe mas terracampino todo el entorno para tan magno acto, y aprovechando a dar una nueva vida a esta Panera, y adecuándola para un bar, sin perder ese sabor antiguo, y donde se dan comidas y otros productos aparte de bebidas claro esta.

Sin lugar a duda, una estupenda idea, la de aprovechar la belleza de nuestras edificaciones populares construidas con el barro de nuestras Tierra de Campos Góticos, haciendo posible dar una segunda vida a estos históricos edificios...

                                              Si te ha gustado compártelo por favor...

viernes, 8 de septiembre de 2017

ROMERÍA ENTRAÑABLE...

Mi abuelo Jesús, en medio, de la fotografía, se dispone a empinar un rico trago de vino...

Y de buena mañana, un año mas, todas las casas de Medina de Rioseco, vuelven a quedar cerradas por un motivo, la fiesta de la Virgen de Castilviejo, concentrando alrededor de ella, en el santuario a familias, amigos y a todo un pueblo, a compartir una bella jornada, al amparo de la Patrona de la Ciudad de los Almirantes, para así poder echar el rato entre cánticos populares y compartir el almuerzo, entre risas y recuerdos de otros años y dándole al trago, con una bota de buen vino y un buen trozo de pan, acompañado de un poco de tocino, hacen con ello, la mejor señal de la importancia de celebrar el día, sin importar las estrecheces y pobrezas de las familias en la época.
Hoy décadas después, de la fotografía de mis abuelos, la fiesta de Castilviejo sigue mostrando ese sabor de antaño, pero quizás, menos numerosa que hace décadas, por el motivo de cambiar desde hace unos años las fiestas `patronales de la capital, adelantando en veinte días, la celebración de sus jornadas festivas, desplazando algunos riosecanos hasta Valladolid, para disfrutar de una amplia oferta cultural.

                               Si te ha gustado compártelo por favor...

lunes, 28 de agosto de 2017

FUTBOL A LA ANTIGUA...

Portada  de la publicación local...
Comprado en almoneda en Madrid.

Desde que comenzara, mi pequeña afición, nunca en mis manos había caído nada referente al deporte riosecano, y de echo poco conozco del mismo, pero de manera curiosa esta pequeña publicación del Frente de Juventudes, titulada el ECO, dedica una parte de ella a una pequeña crónica futbolista, del 7 de marzo de 1957, y esta es la que me hace pensar en los pilares de lo que unos años mas tarde fundara Don Juan Carlos Navarro, en 1969, han echo que con sus altos y bajos en este devenir de años, el Club Deportivo Rioseco, a día de hoy, sea un club con solera, que escribe cada finde semana, la historia blanquinegra, con goles y con una afición que sigue cada partido con la ilusión puesta, en esa juventud riosecana, que a lo largo de las décadas,  a demostrado que la continuidad del mismo esta asegurada gracias aficionados y directivos, que apuestan por el compromiso a el escudo del club reflejado en la historia de esta nuestra ciudad.


Crónica deportiva de una tarde de fútbol, en la esquina inferior el yugo y las flechas.
Muchas de estas crónicas, fueron escritas por el señor José, abuelo de David Martínez, "Campa" .

lunes, 21 de agosto de 2017

El viejo oficio de pastor...

Son las 10 de la mañana y Cipriano, mozo viejo y pastor de profesión explota una cuadra de ovejas pequeña, de esas de antes, no de las grandes explotaciones agropecuarias de ahora, acompañado de su burro "Pepito" y su callado y zurrón, arranca otra jornada de trabajo en ese viejo oficio, que no conoce ni sábados ni domingos...
El ruido de los cencerros, avisa de la llegada de estas y mas de un vecino, alertado por el ruido, sale hasta la puerta de su casa, para con un simple gesto, saludarlo y desearle que tenga un buen día, quizás el no es consciente pero de tanto convivir solo con ellas, estas se han echo caprichosas y son estas las que eligen su suerte y no el.

El pastor es Cipriano, abuelo de Lolí, Mayte y Carlos Alvarez Moras, la imagen de su trabajo ha permanecido casi
inalterado durante siglos y ha permitido mantener vivos el paisaje y el mundo rural de esta tierra de llanuras cerealistas,,,
Imagen tomada de una serie de postales de mi colección, de los años 60, editada por Ediciones Postal, Burgos.

Y después de una jornada completa de sol a sol, en medio del campo, en completa soledad, sin que nadie rompa el silencio, ni nada interrumpa el paso del tiempo, al caer el sol, otra vez, como lo hicieran las tropas francesas, regresaran por la vereda, con sus validos y esquilas, para después de atravesar el histórico Arco de Ajujar y ellas regresar a su aprisco, en la calle de los Lienzos y Cipriano volver con los suyos, que le esperan con añoranza y ansia, después de largas horas, fuera del hogar...
Quizás Cipriano, no es sabedor de que es testigo de una época en trance de desaparición, el torbellino actual no considera rentable, ni al pastor, ni a sus ovejas y cuando repite su monotonía diaria, alarga el final de este viejo oficio de Tierra de Campos, sin relevo generacional.

Pero una una nota triste oscurece este relato, Cipriano, pastor de piel curtida, de manos endurecidas y de rostro cansado por las largas jornadas, en un día cualquiera, es sorprendido por un peligro, que le obliga a actuar rápidamente, una de sus ovejas, cae al Canal y sin dar tiempo a otra reacción se lanza para intentar salvar la vida del pobre animal, con la mala suerte de encontrarse cercano el sifón que pasa cercano al cementerio, quedando atrapado con ella y convirtiéndose en víctima de su osada heroicidad...

Ojala que la fotografía que encierra esta postal, del Arco Ajujar, tuviera un significado especial para muchos riosecanos y que en ella se reencontraran con el Medina de Rioseco, capital de la Tierra de Campos, donde primaba el esfuerzo de los hombres y de las mujeres, en el duro trabajo diario y a todos aquellos que hicieron posible que nuestra ciudad se convirtiera en un punto de referencia de la agricultura y de la ganadería, a nivel nacional, siendo la oveja churra, un referente en nuestra comarca haciendo con ello posible un lechazo de calidad y siendo este una de las mejores muestras de gastronomía, gracias.

                                                         Si te ha gustado compártelo por favor...

martes, 15 de agosto de 2017

ULTRAMARINOS DE ANTES...

Muchos de los que leéis, todas las semanas mi blog, encontrareis en mi articulo de hoy, un recuerdo en vuestra vida. Ya que estas tiendas de ultramarinos formaban parte de nuestras calles, llenos de historias, cada uno de ellos, en los que las anécdotas, escenas y momentos vividos en ellos, os harán recordar tiempos pretéritos.


Anuncio publicitario, de un periódico de mi colección, La Libertad, de 1907.
Un perfecto eslogan con todo lo que la afamada tienda acapara para todo su publico.

Las fotos que hoy ilustran este articulo, son del primer tercio del siglo pasado, concretamente de un periódico local riosecano de 1907 y de una vieja guía de 1932 de mi colección, y esconden en cada uno de los anuncios, las costumbres de toda la vida y los gustos de nuestros abuelos.


Los productos que en ellos podíamos encontrar eran los llamados de despensa, embutidos, salazones, licores, conservas y aceites, productos que muchas veces procedían de ultramar, de ahí el nombre tan obvio y convirtiendo con ello a estas tiendas, en las mas completas y surtidas de Rioseco.
Fue durante la posguerra, cuando estas se hacen populares, suministrando gracias a los vales de racionamiento los suministros necesarios para el sustento de cada una de las familias, estas eran anotadas en las diferentes tiendas, para recoger semanalmente los productos, facilitando con ello la vida comercial de los diferentes negocios.


Además, en épocas de penuria económica, como la posguerra, supieron fiar en las tiendas, los clientes llevaban lo necesario cada mañana y al final de mes, liquidaban lo prestado.
Todas estas tiendas facilitaban la comunicación de los vecinos, siendo esta una escena habitual en el interior de cualquier ultramarinos, mientras las señoras esperaban su turno, conversaban sobre los hijos o sobre alguna enfermedad en la familia y el tendero informaba de todos los por menores de la actualidad de nuestra ciudad.


Con la llegada de los primeros hipermercados, se perdió el sabor especial, que cada tienda mantenía con un gusto exquisito, conservas de pescado, arroces, legumbres, mermeladas, bacaladas colgadas del techo, con aquella cuchilla larga, con que partirlas al medio y la imagen única del tendero con la clásica bata y los manguitos, pero lo que si que ha quedado en la memoria de muchos de nuestros vecinos riosecanos, es el cariño y afecto, a cada uno de esos tenderos, porque la historia de cada uno de ellos, va ligada a los recuerdos de cada uno de sus clientes y es que estos, desde su mas tierna infancia, van asociados a personas, situaciones y sitios...


                                            Si te ha gustado compártelo por favor...

lunes, 7 de agosto de 2017

SIATA ESPAÑOLA...

Hay ciertas fotografías que esclarecen detalles históricos de nuestra ciudad, con las que podemos recrear el ambiente de una época y así poder descubrir facetas cotidianas, que permanecen silenciosas a cualquier fuente escrita.
Por eso esta fotografía de la Rua Mayor nos muestra personas, objetos y vestimenta que nos hacen situarla en una época, por ello cada vez que publico un artículo nuevo, intento reconstruir la identidad local de todos los que nos sentimos riosecanos.

Fotografía adquirida en Cataluña a fototeca particular.

En la imagen algo llama la atención a dos niños que permanecen con la mirada hacia la calle del Doctor Isidro, medico que atendía en el convento de Santa Clara a riosecanos y de otros lados del reino y que probablemente se le concedió el nombre de la calle por la popularidad que adquirió al atender a vecinos con escasos medios económicos, hoy la calle rebautizada desde 1982, con el nombre de Arzobispo Carlos Amigo, mantiene parte de las históricas viviendas y la casa familiar donde nació nuestro hijo predilecto.
En el lado contrario un hombre camina bajo la sombra proyectada por el soportal del edificio que hoy no ha permanecido en pie, ocupando su lugar un frió bloque de viviendas moderno que poco tiene que ver con la configuración de los edificios colindantes, perdiendo con ello las viviendas con canes y voladizos que se han ido disipando en parte de la calle por inevitables desmanes históricos.
Pero lo que permanece impasible al tiempo es la imagen tomada en agosto de 1964 de la furgoneta seiscientos, mas conocida por siata española y que muchos al leerla os recordara a la furgoneta que habitualmente vemos todas las mañanas de la Panadería María Ángeles en 2017.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            
                                               Si te ha gustado compártelo por favor...


miércoles, 26 de julio de 2017

EL VINO EN MEDINA DE RIOSECO...

Medina de Rioseco, hace ya mucho tiempo que perdió dentro de su calendario agrario, la vendimia, pero hubo un tiempo donde el cultivo de la vid, fue algo natural en nuestra tierra y un ejemplo claro de toda esta evidencia es el patrimonio desconocido para muchos y sorprendente que guarda el subsuelo de nuestra ciudad, la cual atesora grandes construcciones de piedra de sillería, donde se recogía y fermentaba el vino, pertenecientes a la época de construcción de nuestra afamadas iglesias, bodegas que son el claro testimonio de la importancia de las vendimias en la época mas floreciente de nuestra ciudad. 

Etiqueta datada en los años 20 del siglo XX, de nuestro comerciante Bruno Merino, tiene el tamaño de una botella de tres partes.
El estado de conservación de la misma es nuevo, ya que la misma procede del archivo de una antigua imprenta de Valladolid.

Comprada en un lote a anticuario valenciano el cual se quedo con todo el archivo.

Y la otra es toda la documentación que el Archivo Histórico Municipal, guarda en el que las distintas regulaciones de la vendimia y los diferentes impuestos y reglamentaciones, hacen ver el volumen tan elevado de recogida de uva que nuestro querido campo dio, y para ello hoy quiero mostraros esta bonita etiqueta de los primeros años del siglo XX de nuestro comerciante Bruno Merino, que hacen una forma perfecta de ilustrar este articulo.
Todavía hoy hay gente que tiene el recuerdo de la ultima tierra destinada al vino de nuestra población que allá por los años 60 del pasado siglo fue levantada, para dedicarla al cultivo de cereal.
Ojala algún día se pudiera incorporar a la oferta turística de nuestra ciudad, este patrimonio en desuso, que haría las delicias de turistas y ademas favoreciendo la conservación de las mismas, llegando incluso a florecer en nuestra tierra un proyecto de recuperación del cultivo de vid y comercialización...

jueves, 20 de julio de 2017

EL PATIO DE MI ABUELA...


Esta es una historia de mi niñez, que con tanto cariño guardo en un rincón especial de mi memoria y en la que creo que muchos de vosotros os identificareis al leerla, es cierto que hoy no es ningún documento especial, simplemente es una instantánea de mi padre con una de sus aficiones favoritas, y que sin querer, con el paso del tiempo yo también practico, la lectura y rodeado de tiestos enclavados en esa pared blanca que bien podría recordarnos un patio malagueño o uno de los famosos patios cordobeses.


Mi padre con una de sus aficiones preferidas, y al fondo la cocina que llamaban de verano.

Mi abuela Teo residía en el barrio de las Casas Nuevas en la plaza del Alto de los Leones, desde el año de su inauguración en 1956, con carácter de casas sociales estaban destinadas a familias obreras, la distribución de las mismas era muy similar a las anteriormente inauguradas y que popularmente conocemos como Casas del Paseo, viviendas de doble altura con pocos metros cuadrados y en su parte de atrás un pequeño patio, que hacia la delicia de los residentes.
Mi abuela en un principio llego a tener hasta un trozo de huerta y posteriormente hasta conejeras las cuales eran el sustento de mas de una comida de domingo y canarios y jilgueros que hacían mas confortable la estancia, con ese hilo musical desde bien pronto por la mañana y que hacia que mi abuela estuviera orgullosa de sus pequeños, pero para pájaro yo, que enredaba por todo el corral, como coloquialmente decíamos con las travesuras típicas de un niño pequeño y que después de estar toda la semana en un piso, aquel patio era como mi castillo donde mi madre y mi abuela terminaban sus dominios y imperaba el poder de un pequeño renacuajo, incluso recuerdo algún que otro día haber visto a mi madre utilizar el patio a modo de solárium, ademas otra de las aficiones de mi padre era la de ir a pescar a la Dársena y siendo este acompañado por mi, en cuanto pescaba alguna carpa rápidamente subía hasta casa de mi abuela para depositarlas en un barreño de cinc, el cual me hacia las veces de acuario, aquellos peces nos acompañaban hasta pasado el invierno, cuantas cosas nos prestaba aquel trocito de vivienda...

jueves, 13 de julio de 2017

TRAGEDIA Y PIEDAD PARA LAS RELIGIOSAS...

En el inicio de la Guerra de la Independencia, el 14 de julio de 1808, en las inmediaciones de Medina de Rioseco, en el monte del Moclin, se saldo con la derrota del ejercito español, comandado conjuntamente, por los generales españoles, General Blake y General García Cuesta, frente al Mariscal Bessieres.
La derrota en Rioseco supuso la primera de muchas victorias del ejercito francés, que extendió la batalla por todo el país.

Cromo de los años 60, titulado, la batalla del Rio-Seco
Viñeta  publicitaria perteneciente a la empresa de chocolates Vinay,
marca francesa de chocolates, pertenece al álbum de imágenes de
la historia de Francia, comprado en Potiers a anticuario local.

Pero de lo que hoy vengo a hablaros es de las trifulcas, que las tropas llevaron a cabo en el caserío de Rioseco, y sobre todo en su población, civil y religiosa, ya que las tropas saquearon las casas y los templos y llegaron a pasar hasta a cuchillo a sus habitantes, violando a mujeres también.
Y de estas ultimas y concretamente de la congregación de religiosas de Santa Clara, y de las consecuencias que genero la batalla en la comunidad durante algún tiempo, trata este articulo, y concretamente para ello, tomamos como base de estudio una serie de cartas, que se conservan en el archivo municipal del Ayuntamiento y en el archivo del cenobio, y que nos hacen viajar al Rioseco, asolado por los franceses, en el que cosechas, comida, animales, dinero, muebles y joyas, habían sido pasto de la avaricia de las tropas del General Bessiers.
La primera de ellas esta enviada por la Abadesa del Convento, al Señor Corregidor de la ciudad, en la que desde el respeto y la humildad de su regla, le hace publico, las necesidades, para sostener y dar comida a la comunidad, por ello pide socorro y benevolencia, ya que esta comunidad lleva mas de 6 días, alimentándose a base de sopas, por ello pide piedad y alivio para solventar esta situación.
La segunda de esta serie de 5, esta enviada por el señor Comisario a el Duque de Abrantes, y en la cual se hace la entrega y el transporte de las rejas, para colocar en la nueva casa de la comunidad de religiosas, en el convento de San Juan de Dios.
La tercera carta es enviada por la Abadesa del Convento al Corregidor de esta ciudad, relata que después de haber abandonado su convento y tras su marcha a la nueva ubicación, para el uso de Santa Clara como hospital, ya que el de San Francisco se encuentra lleno de enfermos, solicitan si pueden arrendar la huerta del convento, como de costumbre se viene haciendo, por la necesidad económica de sustento de la congregación.
La cuarta carta esta enviada por el Señor General Boyer a la Abadesa del Convento, Doña María Francisca Carrascal y en ella, nos habla del problema de alojar las tropas y los carros, volviéndose a producir el mismo problema con unos bueyes y los soldados y que haga el favor de permitir su estancia, aunque excuse la serie de desperfectos y destrozos que sus hombres causan en el Cenobio,  y para ello le rogaría que dicho ganado se traslade a otro lado o al prado de San Francisco ya que en mi convento esta destinado para los que mueran en este hospital.
La quinta carta es la respuesta a la cuarta en la que el Comandante de los Dragones Don Julio Boyer, responde a la Abadesa , espresándola, que el ganado que se encerró ayer, en el convento, marchara mañana a Valladolid y que a su marcha, ponga el custodio en la puerta y no abra a nadie, para así no dar mas prejuicio a la propiedad del convento.

Parece que a veces las batallas y los años hacen que las hagamos un poco mas ficticias de lo que fueron y la imaginación de quien las cuenta hacen que estas sean mas épicas y trágicas que lo que en realidad fueron, pero estas cartas a modo de legajos, nos muestran fielmente la realidad de un hechos acontecidos en nuestra tierra...

viernes, 7 de julio de 2017

Carta de Don Ventura...




Como este finde semana, se volverán a repetir, las jornadas " Del mantel al convento", me ha venido a la memoria, que entre todos mis pequeños tesoros, conservo uno, sobre el protagonista de la noche, el escritor y político riosecano, Don Ventura García Escobar, una magnifica carta que conserva todo el sabor de la época que encierra su contenido, ya que esta posee la curiosidad de que la misma se dobla con astucia quedando sellada con un lacre, y haciendo indivisible toda ella en su conjunto.



La carta tiene como curiosidad que la misma es manuscrita y enviada el mismo día por lo que deducimos que la misma es enviada a la misma población, en el frente la misma esta dirigida a Rioseco, Castilla La Vieja, el día 30 de marzo de 1854, el fechador de 1842 en rojo ilegible, con un franqueo de 6 ctos rojo de 1854 edifil nº 24 y buen centraje, y el dorso vuelve a repetir el mismo tampón del frente.



La carta es muy curiosa, nuestro afamado escritor y político, intermedia por Doña Irene, en el próximo juicio que se ha de celebrar, intentando salva guardar la razón de esta, dando su versión de los hechos acontecidos, en definitiva todo lo que sucede alrededor de la vista que tienen abierta y las formas que han de llevarse para ganar el juicio.




La carta se puede leer con bastante facilidad, y en esta ultima parte del manuscrito, se pueden apreciar perfectamente los dobleces de la misma, con el lacre y el roto de la carta por donde se abrió...


Solo invitaros, a que paséis este sábado una jornada diferente, combinando buena gastronomía, con un viaje cultural, acompañados de un personaje desconocido para muchos, pero un autentico romántico de las letras, y que dejo como aquí en mi carta, su firma en varios libros...

Para terminar este viaje en el tiempo, hoy, porque no se por cuanto tiempo podremos seguir contemplándola, podremos finalizar esta jornada, acercándonos a parte de la fachada de lo que fue la casa natal de este ilustre, en la calle que lleva su nombre, y a la que hasta hace no demasiados años, conservaba una de las mejores bodegas de nuestro patrimonio subterráneo.

jueves, 22 de junio de 2017

CALLE SAN JUAN...


Una parte del caserío de Medina de Rioseco, ha ido cambiando y evolucionando en los últimos 200 años, principalmente por el progreso e industrialización de mediados del siglo XIX y principios del siglo XX.

La calle San Juan a mediados de los años 20, va desde el corro Santo Domingo
hasta el parque de la Dársena, su nombre la viene del patrón de la Ciudad, el

 cual se ubicaba dentro de la capilla de una de las puertas de entrada de la ciudad.
Postal de mi colección, con una calidad estupenda.

Y uno de los motivos principales es la llegada de las aguas del Canal de Castilla, a la dársena, y que como ya hablamos en un articulo anterior, esto supuso el traslado del Cementerio Municipal a el emplazamiento actual y de los saltos de agua, que hicieron posible la construcción de fabricas de harinas en las inmediaciones de la Dársena, y con ello la prosperidad de una población, que hasta entonces era totalmente agraria y ganadera, que se empleo en aquellas fabricas y formo a su familia alrededor de las mismas, para ello la ciudad se preparo, creando una zona de expansión urbanística hacia la zona norte de la ciudad, construyendo almacenes, paneras y sobretodo casas para esos trabajadores y para los responsables del Canal, y hasta una cantina para el ocio y el esparcimiento de los obreros, todo esto alrededor de la calle de la Escoba y la calle Nueva y reservando la señorial de San Juan, para los comerciantes especializados en la compra de granos que habían convertido aquella parte de la ciudad, en una zona nueva y moderna, con calles anchas y abiertas para así facilitar el transito diario, de una ciudad que quería quitarse el polvo del campo para convertirse en el centro del grano y harinero del país, formando un barrio comercial nuevo y con una mejor comunicación por la Carretera General, para así facilitar la llegada y la salida del grano de la ciudad.
El discurrir de los tiempos hace que muchas de las viviendas de estos industriales, hayan desaparecido, pero actualmente si nos damos un paseo por la zona y observamos, el entorno, varias casas señoriales se yerguen con grandes dimensiones y con grandes balconadas que nos llaman la atención, y nos hacen darnos cuenta de la importancia de este sector industrial en la ciudad, en que prácticamente toda la burguesía harinera se aglutinaba en esta calle.


Para terminar os invito a daros un paseo por todo este entorno y descubrir un Rioseco antiguo y con gran solera industrial, la cual durante mucho tiempo fue la envidia de otras localidades de España y que actualmente se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de nuestra ciudad, haciendo indispensables el paso por las fabricas de harinas y todo su entorno.

jueves, 15 de junio de 2017

SAN ANTONIO DE PADUA...


Aparte de celebrar en nuestra ciudad la onomástica de todos los Antonios y Antonias, el día 13 de junio, el convento de Santa Clara celebra la fiesta de uno de sus patronos San Antonio.
Este antiguo escapulario de San Antonio de Padua, apareció entre las cosas de mi abuela, al ser de tela y con tan buen acabado, seguro que aparte del valor sentimental tendrá un valor económico importante, es de principios del siglo XX, y es seguro que acompaño en multitud de veces la devoción de mi abuela, en numerables actos religiosos, era utilizado a modo de medalla sobre el pecho de los fieles que como este año acudirán el día 13 de junio a celebrar el final de la Novena y la solemne Eucaristía posterior en el Cenobio de las Claras, como popularmente se las conoce en Rioseco, para antes de acabar la Eucaristía venerar las reliquias y recibir el panecillo de San Antonio, para a continuación, procesionar la imagen del Santo, por alrededor del Convento, seguidos de los fieles que acompañan a la bella talla del Santo, que un día tallara el imaginero riosecano Tomas de Sierra.
Como tradicional es la procesión después de la Eucaristía, alrededor de la iglesia, es igual de tradicional, la imagen costumbrista de al finalizar la misma, con el refresco o merienda que acompaña a tan bella jornada, en la que las monjas, obsequian con la tradicional merienda en el locutorio, a base de chocolate, pastas y cerezas en almíbar, y sin olvidarnos de los tradicionales dulces de nuestro convento, los cuales endulzan a mas de un foráneo, que traspasa los muros de este convento, simplemente por la fama de las manos reposteras de nuestras queridas monjitas...

lunes, 29 de mayo de 2017

RECIBO DE MERCANCIAS...

Gracias al traqueteo y al vapor de su locomotora, este pequeño milagro, llamado coloquialmente Tren Burra, atravesó toda la Tierra de Campos, entremezclando la tranquilidad de la agricultura cerealista de nuestra comarca, con la imagen puramente industrial, de la maquina de vapor.
Traviesas y raíles que ayudaban a conectar esta tierra con la capital y con otros tramos, haciendo el enlace perfecto para el transporte de cereal y otros derivados, y también para el transporte habitual de personas, dando entrada y salida a mercancías de la zona, en definitiva el tren supuso un enorme servicio para todas las gentes de nuestra comarca.

Recibo de portes y gastos, perteneciente al Ferrocarril Económico de Valladolid a Medina de Rioseco, 
detalle de dos mesas con un peso total de 90 kilos y un precio de dos pesetas y cinco céntimos.
Adquirido en Barcelona.

Una estampa cercana y seguro que anacrónica seria la de al llegar el final del día, ver acercándose a la estación de abajo con toda la mercancía preparada, a los ricos industriales y comerciantes, sellando el recibo de portes y gastos, para poder expedir el cobro y así  subir al tren la mercancía, para su posterior venta en la capital.

El claro ejemplo de competencia al Ferrocarril Económico, ya en 1951 aparecían anuncios como este 
en publicaciones populares, haciendo de este medio de transporte el que terminaría por rematar unos años 
mas tarde la desaparición de este medio de transporte.

Los tiempos pretéritos son para recordarles con anhelo y con cariño, pero siendo sinceros el llamado Tren Burra llego en plena innovación industrial, y pronto tuvo que competir con el transporte en carretera, tanto de viajeros como de mercancías, haciendo estos mas rápidos y cómodos. pero sin embargo el tren trajo la modernización de una población típicamente agrícola y aislada, de los grandes núcleos poblacionales...

lunes, 22 de mayo de 2017

NUESTRO PASADO ROMANO...

Una lamina de nuestro busto romano, en uno de los libros de mi colección, quizás un poco
 pobres en dar alguna explicación, e incluso erróneas, pero bueno es tan magnifico, que
merecía un pequeño articulo con lo poco que yo puedo aportar a su descripción.

Este busto romano, aparecido por casualidad en las inmediaciones de Medina de Rioseco, representa a un personaje romano, y nos remonta a los tiempos pretéritos de nuestra ciudad, cuando aquella, era todavía una villa, pequeña, pero seguro que con gran importancia, entre la configuración de las calzadas de comunicación romanas, por encontrarse Rioseco, en un nudo estratégico de comunicaciones. entre varias provincias, o incluso un gran centro comercial, siendo este el predecesor de la Vieja India Chica, allá por los primeros siglos de nuestra era.
En el 1868, durante los trabajos realizados, para la construcción de la carretera que une Medina de Rioseco y Villalba de los Alcores, de manera fortuita apareció esta magnifica obra de estilo clásico, que es testigo de la romanización de la zona, pertenece a un joven romano, con toga y grandes mechones de pelo de rizos ondulados, y con la nariz parcialmente mutilada, en definitiva un ejemplo notable de escultura, encontrándose depositado en el Museo de Valladolid, alojado en el palacio de Fabio Nelli, este busto clásico, nos traslada aquellas villas de recreo que tenían las familias mas nobles, de la zona y que engalanarían sus estancias o jardines con bellos retratos en mármol, de sus familiares mas queridos...

Es una pena no haber encontrado, en la zona ningún suelo de mosaico o mortero, que representará alguna estancia, de la distribución de la villa, haciéndonos con ello, una idea, mas completa de la lujosa casa señorial que alojaba en su interior tan bella obra, y nos ofreciera una visión completa de la vida de aquellos viejos vecinos. Como nota final diremos que esta busto representa uno de los primeros retratos de nuestros vecinos riosecanos.

lunes, 15 de mayo de 2017

PATRIMONIO EN DESUSO...

Dentro del rico patrimonio de la ciudad de Medina de Rioseco, destaco aquel perteneciente a las diferentes ordenes religiosas, que habitaron durante siglos en nuestra ciudad, y es que en los últimos años, la vida monacal y de clausura, esta en plena crisis, la cual trae consigo, que el pequeño numero de vocaciones religiosas en los diferentes conventos, hagan peligrar la supervivencia de estos...

Un claro ejemplo es esta fotografía de los años 30, de la Iglesia perteneciente
al convento del Carmen, ilustración tomada de uno de mis antiguos libros

La vida espiritual y contemplativa, hace tiempo que se quedo anquilosada en otro tiempo, y esto a largo plazo es un problema grave y serio, ya que estas poseen un rico patrimonio dentro de su orden religiosa, que pende de la supervivencia de estas, quizás el poder convertir algunas en museos, podría ser una solución, pero a mi entender, deberían poder conservarse, para la función principal que fueron construidos, pudiéndose plantear la utilización del mismo en  proyectos de Residencia de Ancianos, ya que para mi estas ofrecen todo lo que estos necesitan, recogimiento y sosiego en un lugar de paz y tranquilidad, con magníficos huertos y jardines para el esparcimiento de estos nuevos vecinos...
La verdad es que creo que esta seria la mejor solución para estos magníficos conjuntos  patrimoniales, que desde siglos atrás acompañaron, a la población de Medina de Rioseco, de forma activa en el servicio social (ejemplo, claro es la comunidad de Claretianos), o en silencio y en oración, como las otras dos ordenes de religiosas de nuestra ciudad.


lunes, 8 de mayo de 2017

Riosecanos y la Cámara de Comercio...

La Cámara oficial de Comercio e Industria de Valladolid fue creada el 7 de octubre de 1886 para ofrecer al comercio y a la industria de su provincia y a su ciudad, el impulso necesario y la ayuda para el renacimiento económico de esta y el del desarrollo industrial y así ofrecer el programa pujante y progresivo que ofrece la economía nacional, al movimiento mercantil industrial.
Y a nuestra ciudad, siempre le nacieron grandes comerciantes e industriales, por ello fuimos "la Vieja India Chica", apelativo con el que se conoce a Rioseco en el siglo XVI, atendiendo al esplendor económico existente por sus ferias y mercados.
Y ya desde sus orígenes, la fundación de la Cámara estuvo integrada por riosecanos, que han tenido el valor y el arrojo suficientes, para sacar una institución tan complicada y difícil como esta, dejando un poco al lado sus obligaciones dentro de sus labores empresariales.

Acta de Constitución  del primer documento del Archivo de la Cámara de Comercio.
Donde se lee con claridad el nombre de Eloy Silió industrial harinero en Rioseco.

El primero en tomar parte de su fundación fue Don Eloy Silió 1833-1914 (De familia cántabra estuvo afincado en Rioseco, naciendo allí parte de sus hijos), formando parte de esos primeros industriales, que tomaron el timón de lo que hoy en día es una moderna institución que contribuye al progreso de lo que hoy en día es el Valladolid industrial, tomando el papel en esta primera asamblea de Vocal Industrial, firmando el acta de constitución de la misma, y siendo uno de los llamados representantes de la burguesía harinera.
El segundo protagonista de esta historia es, Don César Silió Cortes,(Medina de Rioseco 18 de abril de 1865- Madrid 17 de Octubre de 1944) hijo de Don Eloy Silió, formo parte del grupo de directivos de la Cámara en los primeros años del siglo XX, y perteneció a varios consejos de dirección de grandes empresas de la ciudad, continuando así la herencia trasmitida por su padre, de un máximo prestigio industrial y técnico.

D. César Silió Cortes, el primero por la izquierda de pie, retratándose después
           de un consejo de administración de la Cámara de Comercio en 1902        
Fotografía tomada del libro centenario de la Cámara de Comercio.
Comprado en los Soportales de Cebadería, anticuario local.

El tercero y ya mas en una época mas moderna, es el exitoso trabajador, Don Vicente Garrido Capa (Medina de Rioseco, febrero de 1932), industrial por antonomasia y que presidio la Cámara de Comercio durante 20 años, desde 1986 hasta 2006, retirándose de esta a la edad de 74 años,consiguiendo logros como la creación de la Feria y levantar el actual edificio sede de la Cámara  además de ser el pionero en impulsar la primera Ventanilla Única Empresarial del país.
Y el cuarto y ultimo de esta serie de industriales hace tan solo unos meses de su actual puesto, Don Víctor Ángel Caramanzana, actual presidente de la misma, después de unos meses como vicepresidente y al renunciar su antecesor, este, asume el cargo por compromiso y responsabilidad de la institución (a la cual pertenece desde hace 14 años), quizás es pronto para hablar de logros pero lo que si es verdad, es que el esfuerzo, ilusión y el trabajo son su Credo diario, y nos lo ha demostrado al frente de sus empresas locales en Medina de Rioseco, teniendo a su lado a su padre, del que también heredo su espíritu innovador, y es por esto que seguro que nos sorprenderá en un futuro con el progreso y el bienestar de las empresas de Valladolid y su provincia. 

martes, 2 de mayo de 2017

OFICIOS DE ANTES...

Publicidad del tratante en 1931

En ese Rioseco no tan lejano, ese que queda en la memoria de nuestros mayores, existían oficios de esos que se recuerdan en los tiempos del gran movimiento de ganado por la ciudad. Hoy en día algunos de estos mayores apoyados en las columnas de las soportaladas calles parecen esperar, las frecuentes escenas de las mulas trotando por las calles, cogidas por el mozo y por detrás conducidas por la vara larga del mulero, con los ruidos y los gritos de los presentes, se producía una imagen atemporal...

Publicidad del tratante de ganado del año 1932

LOS MULEROS
En Tierra de Campos, siempre se prefirió al ganado mular, al caballar, ya que este es mejor animal de carga, se fatiga menos y para las labores agrícolas y el arrastre de carros es mas resistente.
Y de hay aparece este oficio, oficio que se presta a cualquier agricultor de Rioseco, ya que cualquiera de ellos, compraban y vendían sin ningún parangón, convirtiéndolo algunos en profesión ya que además esta era muy lucrativa.
Cuando no era un día de mercado, los animales se veían en las cuadras y allí mismo se hacían los tratos, estos tratos tenían una ventaja, si el animal no convencía al comprador, por alguna enfermedad, el precio se negociaba o mejor dicho se arreglaba el trato, mientras que en el mercado no había mas que un apretón de manos y no había devolución alguna.
Los muleros se distinguían de lejos, su atuendo los delataba, su sombrero o gorra, y su alforja al hombro, formaban parte de su atuendo, sin olvidarnos de la garrota o la vara larga.
Eran expertos en triquiñuelas en los tratos, y para ello preparaban a los animales para las ventas, se les esquilaba, se les peinaba para que pareciesen mas o menos esbeltos, para aparentar mas o menos talla del animal, se les limaba el diente que les sale a los machos, para convenir la edad que se pretendía que tuvieran.

Otro anuncio de la época en la que anuncia la dirección de las cuadras.

En definitiva una profesión que contribuyo de forma considerable al sustento de las familias en un momento económico, difícil en aquella época.