jueves, 22 de junio de 2017

CALLE SAN JUAN...


Una parte del caserío de Medina de Rioseco, ha ido cambiando y evolucionando en los últimos 200 años, principalmente por el progreso e industrialización de mediados del siglo XIX y principios del siglo XX.

La calle San Juan a mediados de los años 20, va desde el corro Santo Domingo
hasta el parque de la Dársena, su nombre la viene del patrón de la Ciudad, el

 cual se ubicaba dentro de la capilla de una de las puertas de entrada de la ciudad.
Postal de mi colección, con una calidad estupenda.

Y uno de los motivos principales es la llegada de las aguas del Canal de Castilla, a la dársena, y que como ya hablamos en un articulo anterior, esto supuso el traslado del Cementerio Municipal a el emplazamiento actual y de los saltos de agua, que hicieron posible la construcción de fabricas de harinas en las inmediaciones de la Dársena, y con ello la prosperidad de una población, que hasta entonces era totalmente agraria y ganadera, que se empleo en aquellas fabricas y formo a su familia alrededor de las mismas, para ello la ciudad se preparo, creando una zona de expansión urbanística hacia la zona norte de la ciudad, construyendo almacenes, paneras y sobretodo casas para esos trabajadores y para los responsables del Canal, y hasta una cantina para el ocio y el esparcimiento de los obreros, todo esto alrededor de la calle de la Escoba y la calle Nueva y reservando la señorial de San Juan, para los comerciantes especializados en la compra de granos que habían convertido aquella parte de la ciudad, en una zona nueva y moderna, con calles anchas y abiertas para así facilitar el transito diario, de una ciudad que quería quitarse el polvo del campo para convertirse en el centro del grano y harinero del país, formando un barrio comercial nuevo y con una mejor comunicación por la Carretera General, para así facilitar la llegada y la salida del grano de la ciudad.
El discurrir de los tiempos hace que muchas de las viviendas de estos industriales, hayan desaparecido, pero actualmente si nos damos un paseo por la zona y observamos, el entorno, varias casas señoriales se yerguen con grandes dimensiones y con grandes balconadas que nos llaman la atención, y nos hacen darnos cuenta de la importancia de este sector industrial en la ciudad, en que prácticamente toda la burguesía harinera se aglutinaba en esta calle.


Para terminar os invito a daros un paseo por todo este entorno y descubrir un Rioseco antiguo y con gran solera industrial, la cual durante mucho tiempo fue la envidia de otras localidades de España y que actualmente se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de nuestra ciudad, haciendo indispensables el paso por las fabricas de harinas y todo su entorno.

jueves, 15 de junio de 2017

SAN ANTONIO DE PADUA...


Aparte de celebrar en nuestra ciudad la onomástica de todos los Antonios y Antonias, el día 13 de junio, el convento de Santa Clara celebra la fiesta de uno de sus patronos San Antonio.
Este antiguo escapulario de San Antonio de Padua, apareció entre las cosas de mi abuela, al ser de tela y con tan buen acabado, seguro que aparte del valor sentimental tendrá un valor económico importante, es de principios del siglo XX, y es seguro que acompaño en multitud de veces la devoción de mi abuela, en numerables actos religiosos, era utilizado a modo de medalla sobre el pecho de los fieles que como este año acudirán el día 13 de junio a celebrar el final de la Novena y la solemne Eucaristía posterior en el Cenobio de las Claras, como popularmente se las conoce en Rioseco, para antes de acabar la Eucaristía venerar las reliquias y recibir el panecillo de San Antonio, para a continuación, procesionar la imagen del Santo, por alrededor del Convento, seguidos de los fieles que acompañan a la bella talla del Santo, que un día tallara el imaginero riosecano Tomas de Sierra.
Como tradicional es la procesión después de la Eucaristía, alrededor de la iglesia, es igual de tradicional, la imagen costumbrista de al finalizar la misma, con el refresco o merienda que acompaña a tan bella jornada, en la que las monjas, obsequian con la tradicional merienda en el locutorio, a base de chocolate, pastas y cerezas en almíbar, y sin olvidarnos de los tradicionales dulces de nuestro convento, los cuales endulzan a mas de un foráneo, que traspasa los muros de este convento, simplemente por la fama de las manos reposteras de nuestras queridas monjitas...

lunes, 29 de mayo de 2017

RECIBO DE MERCANCIAS...

Gracias al traqueteo y al vapor de su locomotora, este pequeño milagro, llamado coloquialmente Tren Burra, atravesó toda la Tierra de Campos, entremezclando la tranquilidad de la agricultura cerealista de nuestra comarca, con la imagen puramente industrial, de la maquina de vapor.
Traviesas y raíles que ayudaban a conectar esta tierra con la capital y con otros tramos, haciendo el enlace perfecto para el transporte de cereal y otros derivados, y también para el transporte habitual de personas, dando entrada y salida a mercancías de la zona, en definitiva el tren supuso un enorme servicio para todas las gentes de nuestra comarca.

Recibo de portes y gastos, perteneciente al Ferrocarril Económico de Valladolid a Medina de Rioseco, 
detalle de dos mesas con un peso total de 90 kilos y un precio de dos pesetas y cinco céntimos.
Adquirido en Barcelona.

Una estampa cercana y seguro que anacrónica seria la de al llegar el final del día, ver acercándose a la estación de abajo con toda la mercancía preparada, a los ricos industriales y comerciantes, sellando el recibo de portes y gastos, para poder expedir el cobro y así  subir al tren la mercancía, para su posterior venta en la capital.

El claro ejemplo de competencia al Ferrocarril Económico, ya en 1951 aparecían anuncios como este 
en publicaciones populares, haciendo de este medio de transporte el que terminaría por rematar unos años 
mas tarde la desaparición de este medio de transporte.

Los tiempos pretéritos son para recordarles con anhelo y con cariño, pero siendo sinceros el llamado Tren Burra llego en plena innovación industrial, y pronto tuvo que competir con el transporte en carretera, tanto de viajeros como de mercancías, haciendo estos mas rápidos y cómodos. pero sin embargo el tren trajo la modernización de una población típicamente agrícola y aislada, de los grandes núcleos poblacionales...

lunes, 22 de mayo de 2017

NUESTRO PASADO ROMANO...

Una lamina de nuestro busto romano, en uno de los libros de mi colección, quizás un poco
 pobres en dar alguna explicación, e incluso erróneas, pero bueno es tan magnifico, que
merecía un pequeño articulo con lo poco que yo puedo aportar a su descripción.

Este busto romano, aparecido por casualidad en las inmediaciones de Medina de Rioseco, representa a un personaje romano, y nos remonta a los tiempos pretéritos de nuestra ciudad, cuando aquella, era todavía una villa, pequeña, pero seguro que con gran importancia, entre la configuración de las calzadas de comunicación romanas, por encontrarse Rioseco, en un nudo estratégico de comunicaciones. entre varias provincias, o incluso un gran centro comercial, siendo este el predecesor de la Vieja India Chica, allá por los primeros siglos de nuestra era.
En el 1868, durante los trabajos realizados, para la construcción de la carretera que une Medina de Rioseco y Villalba de los Alcores, de manera fortuita apareció esta magnifica obra de estilo clásico, que es testigo de la romanización de la zona, pertenece a un joven romano, con toga y grandes mechones de pelo de rizos ondulados, y con la nariz parcialmente mutilada, en definitiva un ejemplo notable de escultura, encontrándose depositado en el Museo de Valladolid, alojado en el palacio de Fabio Nelli, este busto clásico, nos traslada aquellas villas de recreo que tenían las familias mas nobles, de la zona y que engalanarían sus estancias o jardines con bellos retratos en mármol, de sus familiares mas queridos...

Es una pena no haber encontrado, en la zona ningún suelo de mosaico o mortero, que representará alguna estancia, de la distribución de la villa, haciéndonos con ello, una idea, mas completa de la lujosa casa señorial que alojaba en su interior tan bella obra, y nos ofreciera una visión completa de la vida de aquellos viejos vecinos. Como nota final diremos que esta busto representa uno de los primeros retratos de nuestros vecinos riosecanos.

lunes, 15 de mayo de 2017

PATRIMONIO EN DESUSO...

Dentro del rico patrimonio de la ciudad de Medina de Rioseco, destaco aquel perteneciente a las diferentes ordenes religiosas, que habitaron durante siglos en nuestra ciudad, y es que en los últimos años, la vida monacal y de clausura, esta en plena crisis, la cual trae consigo, que el pequeño numero de vocaciones religiosas en los diferentes conventos, hagan peligrar la supervivencia de estos...

Un claro ejemplo es esta fotografía de los años 30, de la Iglesia perteneciente
al convento del Carmen, ilustración tomada de uno de mis antiguos libros

La vida espiritual y contemplativa, hace tiempo que se quedo anquilosada en otro tiempo, y esto a largo plazo es un problema grave y serio, ya que estas poseen un rico patrimonio dentro de su orden religiosa, que pende de la supervivencia de estas, quizás el poder convertir algunas en museos, podría ser una solución, pero a mi entender, deberían poder conservarse, para la función principal que fueron construidos, pudiéndose plantear la utilización del mismo en  proyectos de Residencia de Ancianos, ya que para mi estas ofrecen todo lo que estos necesitan, recogimiento y sosiego en un lugar de paz y tranquilidad, con magníficos huertos y jardines para el esparcimiento de estos nuevos vecinos...
La verdad es que creo que esta seria la mejor solución para estos magníficos conjuntos  patrimoniales, que desde siglos atrás acompañaron, a la población de Medina de Rioseco, de forma activa en el servicio social (ejemplo, claro es la comunidad de Claretianos), o en silencio y en oración, como las otras dos ordenes de religiosas de nuestra ciudad.


lunes, 8 de mayo de 2017

Riosecanos y la Cámara de Comercio...

La Cámara oficial de Comercio e Industria de Valladolid fue creada el 7 de octubre de 1886 para ofrecer al comercio y a la industria de su provincia y a su ciudad, el impulso necesario y la ayuda para el renacimiento económico de esta y el del desarrollo industrial y así ofrecer el programa pujante y progresivo que ofrece la economía nacional, al movimiento mercantil industrial.
Y a nuestra ciudad, siempre le nacieron grandes comerciantes e industriales, por ello fuimos "la Vieja India Chica", apelativo con el que se conoce a Rioseco en el siglo XVI, atendiendo al esplendor económico existente por sus ferias y mercados.
Y ya desde sus orígenes, la fundación de la Cámara estuvo integrada por riosecanos, que han tenido el valor y el arrojo suficientes, para sacar una institución tan complicada y difícil como esta, dejando un poco al lado sus obligaciones dentro de sus labores empresariales.

Acta de Constitución  del primer documento del Archivo de la Cámara de Comercio.
Donde se lee con claridad el nombre de Eloy Silió industrial harinero en Rioseco.

El primero en tomar parte de su fundación fue Don Eloy Silió 1833-1914 (De familia cántabra estuvo afincado en Rioseco, naciendo allí parte de sus hijos), formando parte de esos primeros industriales, que tomaron el timón de lo que hoy en día es una moderna institución que contribuye al progreso de lo que hoy en día es el Valladolid industrial, tomando el papel en esta primera asamblea de Vocal Industrial, firmando el acta de constitución de la misma, y siendo uno de los llamados representantes de la burguesía harinera.
El segundo protagonista de esta historia es, Don César Silió Cortes,(Medina de Rioseco 18 de abril de 1865- Madrid 17 de Octubre de 1944) hijo de Don Eloy Silió, formo parte del grupo de directivos de la Cámara en los primeros años del siglo XX, y perteneció a varios consejos de dirección de grandes empresas de la ciudad, continuando así la herencia trasmitida por su padre, de un máximo prestigio industrial y técnico.

D. César Silió Cortes, el primero por la izquierda de pie, retratándose después
           de un consejo de administración de la Cámara de Comercio en 1902        
Fotografía tomada del libro centenario de la Cámara de Comercio.
Comprado en los Soportales de Cebadería, anticuario local.

El tercero y ya mas en una época mas moderna, es el exitoso trabajador, Don Vicente Garrido Capa (Medina de Rioseco, febrero de 1932), industrial por antonomasia y que presidio la Cámara de Comercio durante 20 años, desde 1986 hasta 2006, retirándose de esta a la edad de 74 años,consiguiendo logros como la creación de la Feria y levantar el actual edificio sede de la Cámara  además de ser el pionero en impulsar la primera Ventanilla Única Empresarial del país.
Y el cuarto y ultimo de esta serie de industriales hace tan solo unos meses de su actual puesto, Don Víctor Ángel Caramanzana, actual presidente de la misma, después de unos meses como vicepresidente y al renunciar su antecesor, este, asume el cargo por compromiso y responsabilidad de la institución (a la cual pertenece desde hace 14 años), quizás es pronto para hablar de logros pero lo que si es verdad, es que el esfuerzo, ilusión y el trabajo son su Credo diario, y nos lo ha demostrado al frente de sus empresas locales en Medina de Rioseco, teniendo a su lado a su padre, del que también heredo su espíritu innovador, y es por esto que seguro que nos sorprenderá en un futuro con el progreso y el bienestar de las empresas de Valladolid y su provincia. 

martes, 2 de mayo de 2017

OFICIOS DE ANTES...

Publicidad del tratante en 1931

En ese Rioseco no tan lejano, ese que queda en la memoria de nuestros mayores, existían oficios de esos que se recuerdan en los tiempos del gran movimiento de ganado por la ciudad. Hoy en día algunos de estos mayores apoyados en las columnas de las soportaladas calles parecen esperar, las frecuentes escenas de las mulas trotando por las calles, cogidas por el mozo y por detrás conducidas por la vara larga del mulero, con los ruidos y los gritos de los presentes, se producía una imagen atemporal...

Publicidad del tratante de ganado del año 1932

LOS MULEROS
En Tierra de Campos, siempre se prefirió al ganado mular, al caballar, ya que este es mejor animal de carga, se fatiga menos y para las labores agrícolas y el arrastre de carros es mas resistente.
Y de hay aparece este oficio, oficio que se presta a cualquier agricultor de Rioseco, ya que cualquiera de ellos, compraban y vendían sin ningún parangón, convirtiéndolo algunos en profesión ya que además esta era muy lucrativa.
Cuando no era un día de mercado, los animales se veían en las cuadras y allí mismo se hacían los tratos, estos tratos tenían una ventaja, si el animal no convencía al comprador, por alguna enfermedad, el precio se negociaba o mejor dicho se arreglaba el trato, mientras que en el mercado no había mas que un apretón de manos y no había devolución alguna.
Los muleros se distinguían de lejos, su atuendo los delataba, su sombrero o gorra, y su alforja al hombro, formaban parte de su atuendo, sin olvidarnos de la garrota o la vara larga.
Eran expertos en triquiñuelas en los tratos, y para ello preparaban a los animales para las ventas, se les esquilaba, se les peinaba para que pareciesen mas o menos esbeltos, para aparentar mas o menos talla del animal, se les limaba el diente que les sale a los machos, para convenir la edad que se pretendía que tuvieran.

Otro anuncio de la época en la que anuncia la dirección de las cuadras.

En definitiva una profesión que contribuyo de forma considerable al sustento de las familias en un momento económico, difícil en aquella época.

lunes, 24 de abril de 2017

Lo que costo a Rioseco defenderse de los comuneros...

El consejo superior de investigaciones científicas y la Escuela de Historia Moderna, publican el primer volumen de "Simancas, estudios de la historia moderna" en 1950, donde nuestro paisano Don Esteban García Chico, expone uno de los capítulos del mismo, rescatando del Archivo Municipal, un magnifico cuaderno de setenta y dos hojas, que paso a resumir aquí.

Portada del capitulo dedicado a los gastos de los Comuneros de 1520 y 1521.
Comprado en una vieja librería, cerca de Isla,  en la provincia de Santander.

Cuando se inicia el movimiento comunero, la villa de Rioseco apenas contaba con elementos de defensa; tiene forzosamente que paralizar su vida comercial y fijar su atención en comprar armas, restaurar sus murallas y reorganizar los servicios de velas y espionaje.
Gracias a las crónicas, sabemos que por aquel entonces Rioseco sufría conatos de batalla, incluso en uno de esos sacaron toda la artillería al campo, llegando alguna bala hasta los mismos muros de la villa, sin prejuicio ninguno, terminado este simulacro de batalla retirándose a Villalpando.
Y en el archivo municipal existe un libro donde están detallados los gastos que el concejo hizo, por orden del Almirante.
El primer gasto que se describe es el dinero que se entrega para ir a Valladolid y hablar con los comerciantes de esta ciudad y de otras como es Segovia para que vinieran tranquilos y seguros a la Feria de Agosto. (Por este primer apunte, vemos la importancia que para la villa eran las dos ferias anuales).
Se manda hacer un tambor para reforzar la guardia y las operaciones de vela.
Se manda arreglar a un carpintero la puerta de San Francisco y las de la Posada.
Se manda hacer una bandera y un tafetán para una bandera que reciba al almirante en el momento de su llegada.
Y se mandaron hacer dos mil pelotas para la guardia de arcabuceros de la villa.
Se mando arreglar a varios canteros el molino de Santiago y los puentes del rió para dificultar el acceso de las tropas.
Mas gastos menores hubo que sumar a esta lista, pero sin la importancia como para resaltarlos en este resumen.
A continuación se expone una relación, de los efectos que tomaron las tropas de los comuneros en las frecuentes correrías que por esos días hicieron en la villa.
Le robaron al Doctor Mena, una mula y una capa de pastor, robaron una ballesta que valía lo que un hombre castellano.
Robaron a las monjas de Santa Clara 650 cabezas de ganado ovino entre carneros y ovejas y de una piara de la villa, sustrajeron 19 cabezas de puercos.
Un potro y una yegua de gran valor que se pudieron recuperar a posterior en Valladolid y tres mulas con su carreta y todos sus aparejos.
Mas grabe es que se hubieran perdido las dos ferias de Agosto y que no se celebraran por los alborotos del reino, y en las casas de aposento se perdió doce mil ducados por persona que valen unos cuatro o quinientos mil maravedíes.
En la ultima hoja del cuaderno de gastos aparece las sumas del dinero que puso el Almirante y que manda jurar a los escribanos del reino y a los alcaldes regidores, por Dios nuestro señor y por Santa María, su madre y por una cruz y mando poner sobre esta su mano derecha para así jurar  y dar el valor autentico a tal declaración.


Como nota final a este articulo, que nos vuelve a mostrar la vinculación de nuestra tierra con los acontecimientos de la historia de España, deciros que en el Archivo Municipal, solo encontramos este cuaderno, pero seguro que tendría que haber algún otro tocante a este tema, pero el tiempo, y ciertas gentes desaprensivas nos han privado de tan estimable y valioso capitulo de Rioseco.

lunes, 17 de abril de 2017

EL PONTAZGO...

A veces no nos damos cuenta, cuando hacemos una fotografía, de lo que en ella queda grabado para la posteridad, y es que esta instantánea que hoy os traigo, tiene como protagonista el rincón donde fue efectuada, pudiendo con ello ver que el paso del tiempo ha permitido respetar y salvar este pequeño reducto, tal y como hoy lo conocemos y que guarda una historia que muchos desconoceréis...

Como detalle, la barandilla es diferente a la que actualmente mantiene la estructura.

La instantánea, esta realizada en la entrada de Medina de Rioseco, en la carretera N-601, dirección Valladolid, concretamente en el puente de San Francisco, o de la Posada, este puente sustituyo a otro, que allá por los años 20 del pasado siglo, se cambio por el actual, de hormigón, por el trafico que la vía albergaba...
Pero lo que verdaderamente me llama la atención, es el estado de la caseta de atrás, con el espectacular, escudo de la ciudad, y el nombre de la misma, que forman un conjunto extraordinario de azulejos en la pared de mampostería y ladrillo, es el ultimo vestigio de una caseta de cobro o Pontazgo, en nuestra ciudad.  
Aquel pequeño edificio que en las ultimas décadas albergo, la autoescuela Alonso, donde muchos de los que leéis mi blog, seguro que fuisteis participes en ella, o aquel puesto de socorro o de la Cruz Roja e incluso llegando albergar la Oficina de Turismo, y también Radio Rioseco, hoy es la sede de los amigos del Camino de Santiago pero antes tuvo otro cometido, mucho mas importante, antes que el edificio polivalente o de servicios, que el tiempo convirtió, para lo cual, hablemos de la función para la cual fue concebida, la de Pontazgo, mandada construir por la Reina Isabel II, por Real Decreto, esta se crea con la función de exigir el cobro, de mercancías que los forasteros introducían en ellas para su venta.

Esta pareja, de chicas, posando a la espera, sin pensar en la función de la caseta.
Fotografías compradas, a anticuario.

Este tipo de casetas, fueron mandadas construir por toda la geografía, con el fin principal de recaudar impuestos indirectos con arreglo al tipo de mercancía que cada uno trasportara, pero como la picaresca en muchos casos, hizo que muchos arrieros y carreteros, protestaran por los abusos de muchos impuestos abusivos, a mediados del siglo 19, se decide que el dinero recaudado sirva para ayudar al estado en la financiación del arreglo de las principales carreteras, por eso estas dependían del Ministerio de Obras Publicas.
Finalmente, la ley del 31 de diciembre de 1881 suprimió este tributo definitivamente, quedando la caseta como propiedad municipal, hasta llegar a nuestros días...


Como curiosidad, el concepto de Pontazgo es de paso por puente de mercancías y el Portazgo es de transito por puertas, así que nuestra ciudad albergo los dos tipos de cobros o impuestos...

jueves, 6 de abril de 2017

Un poético Pregón, el del año 1985...

Dentro del elenco de personas, que han sido protagonistas en la jornada del Sábado de Pasión en Medina de Rioseco, nos encontramos con esta gran poetisa y escritora, Doña Carmen Isabel Santamaría del Rey.
Vallisoletana de pro, no solo de la capital sino también de su provincia, dedicando poemas y cantares con el cariño cuajado en el sentimiento mas arraigado a la tierra, y distinguida en varias ocasiones con los máximos premios.

Pregón editado por ediciones Rondas Barcelona en 1986.
Comprado en anticuario de Les Encants, (Barcelona).

Aquel año de 1985, la encargada de abrir los actos de la semana mas grande para Medina de Rioseco, fue ella, y dentro de la Casa Consistorial, en el salón Castilla, se oficio tan magno acto, en el que no cabe decir, viendo las fotos, como no hacia falta, vestirnos con nuestras mejores galas, pues si cabe, la que demostró sencillez y gratitud fue la pregonera, que después de escuchar la glosa de Don Fernando del Olmo como Vara Mayor de la Junta de Semana Santa y como testigo de la iglesia, a Don Gabriel Pellitero y a diferentes autoridades allí presentes y a la imagen de Jesús Atado a la columna, comenzó a deleitarnos con un pregón ágil y para nada aburrido en el que la prosa se mezclaba con la poesía de un pregón envuelto en historia de la ciudad y del fulgor y patetismo lúgubre de nuestros pasos en las calles.

Uno de los primeros poemas dedicados a nuestra bella S. Santa.

Nos queda el recuerdo de estas bellas palabras que en su día nos dedico, y que gracias a románticos como yo, amantes del papel antiguo, todavía rescatamos de la quema de viejas librerías y dentro de los retazos de la vida de nuestra ciudad...

sábado, 25 de marzo de 2017

Momentos familiares...

Plasmar en un papel fotográfico o en la memoria de un ordenador fotografías que hayamos tomado, no solo nos invita a ver dichas fotos cuando queremos compartir con amigos y familiares momentos vividos, sino que además nos sirve para recordar en ese momento donde fue tomada esa foto.            
Seguramente cuando apretamos el botón de disparo de nuestra cámara de fotos nuestro objetivo principal sea congelar ese momento para que con el tiempo echar un vistazo en nuestro álbum familiar y recordar donde y cuando la hicimos. Pero la fotografía es mucho mas sobretodo para el futuro de nuestra memoria.
La fotografía es importantísima para mantener vivos nuestros recuerdos, a medida que nos hacemos mayores y dichos recuerdos van perdiendo nitidez en nuestra memoria, haciendo mas importante es este arte.

 
Puedo reconocer al segundo por la izquierda, Nicolás Brezmes
mas conocido por Colasete.


Y en estas dos instantáneas podemos observar el momento que seguro quisieron quizás recordar o si no tal vez, alardear en la localidad donde vivían con esa instantánea con los mas grandes de Rioseco nuestros Longinos y Escalera, en cada una de las dos podemos ver como en cada poso pertinente la familia al completo sale un momento a inmortalizar esa instantánea donde diferentes hermanos de las respectivas cofradías se arremolinan alrededor llegando incluso a tapar la delantera de los pasos.


Supongo por el jaleo y el momento de la instantánea que la foto fue tomada
en la Plaza Mayor donde los de Rioseco decimos que la procesión se
convierte en una procesión popular y para el pueblo.


Seguro que muchos protagonistas de las mismas podrán desgranar quienes eran los que estaban acompañandoles a ellos que sin querer, pasaran a la posteridad gracias a esta instantánea, algunos no recordaran los nombres pero seguro que si sus apodos...

jueves, 16 de marzo de 2017

MANOS DE PASION...


Dentro del perfecto remanso y tranquilidad que producen los muros del Convento de Santa Clara, se produce un pequeño sacrificio, a las labores diarias encomendadas a la Congregación de monjas de clausura que en ella viven, y este es el motivo de mi articulo de esta semana, valgan estas simples letras como homenaje a la servidumbre, de estas perfectas mujeres de Dios a la población de Medina de Rioseco, que si sus oraciones y plegarias fueran pocas aun, nos deleitan con unos fantásticos dulces que hacen la delicia de los mejores paladares celestiales, demostrando que están tocados, por la mano divina del Señor.


Claustro del convento con nuestras monjas en una fotografía de los años 50.


Aunque la clausura de estas monjas sigue siendo rigurosa, y parece que lo que ocurra fuera no puede alterar la tranquilidad diaria, hay una tradición en la ciudad que hace que el discurrir diario se altere y produzca que toda la comunidad cambié sus tareas domesticas para la Semana de Pasión, y es que estas son las encargadas desde que Don Manuel Fuentes (antiguo alcalde de la Ciudad y hermano del Descendimiento), llevara por primera vez, haya por los años 70, la túnica de lienzo blanco a planchar, por esas magnificas manos de las Hermanas, pero, por si esta tarea fuera poca, estas magnificas monjas, aparte del lavado y planchado de las túnicas de las diferentes cofradías de la ciudad, (Costumbre que se convertirá en tradición, siempre que las monjas y sus manos puedan con tan duro trabajo, durante muchos años), y es que año tras año, los riosecanos, a partir de la semana siguiente de Reyes y hasta el Miércoles de Ceniza (Como plazo máximo de entrega), con la túnica al brazo, cruzan el rió Sequillo, hasta el majestuoso convento, a la entrada de la ciudad, para recuperar esta a partir del Domingo de Ramos, con un blanco inmaculado,y un perfecto y meticuloso planchado, que lucirán en la Procesión del Viernes Santo, y si es que por si fuera poco este pequeño sacrificio, estas dedican gran parte del año a la confección de las túnicas de las diferentes cofradías riosecanas, en lienzo blanco, terciopelo morado y negro y paño castellano negro.
Parece una coincidencia pero la historia y los documentos, están para ser rescatados y cotejados en el instante preciso y es que esta comunidad desde sus orígenes siempre estuvo ligada a Rioseco y a su Semana Santa ya que dentro de la Ciudad, y en el Monasterio que mando crear el Almirante, como Panteón Familiar, se forjo la primera gran cofradía, la de la Vera Cruz, que hunde sus cimientos en el cenobio franciscano y la congregación hunde sus raíces en la Regla Franciscana...

jueves, 2 de marzo de 2017

TIMBRE Y LUZ EN TODAS LAS HABITACIONES...

Desde la llegada de las aguas a nuestra dársena en 1849 y a partir de la llegada del ferrocarril en 1884, entre Valladolid y Medina de Rioseco, nuestra ciudad sufre un crecimiento fabril y comercial, que atrae claramente a viajantes, lo cual hace que en el caserío de Rioseco se instalen y se modernicen casas de huéspedes, estas a su vez compiten entre ellas por ofertar los precios mas competitivos.

Gracias a esta carta y a otras que poseo, conocemos la afición por
los anticuarios, detalle del eslogan en la parte de arriba del sobre
y fechada el 8 de septiembre de 1828, sello especial ambulante.

Esta competencia trae consigo que los diferentes establecimientos de huéspedes, mejoren sus servicios, aumentando con ello la comodidad de sus clientes, esto también se ve aumentado por el incipiente turismo, entre las familias mas favorecidas económicamente, que acudirán a nuestra ciudad, para ver corridas de toros, funciones y procesiones además de espectáculos diversos, estos buscaran y demandaran los adelantos mas modernos en su descanso y confort.
Los diferentes alojamientos se ubican en las arterias principales de la ciudad, ya que estas tienen buen acceso para todas las vías de comunicación, con las diferentes carreteras que parten desde Rioseco.

Magnifico frontal, en el que se lee a la perfección el eslogan que da titulo
a este articulo, en ella me encuentro un recibo de dos mesas antiguas.

Para ello os muestro estos dos fantásticos sobres, enclavados dentro de mi colección postal, dentro de la sección sellos ambulantes del Ferrocarril Económico de Rioseco, y para ello fijaros en la publicidad de los mismos, con fantásticos eslóganes, los cuales hoy nos sorprenden "luz eléctrica y timbres en todas las habitaciones"...

jueves, 23 de febrero de 2017

ZORRILLA Y LA POESIA DEL ESCULTOR RIOSECANO...

Debido a la efeméride, del nacimiento del poeta romántico español, mas popular, Don Jose Zorrilla, vallisoletano de cuna, recuerdo que entre mis pequeños recuerdos y documentos conservo, uno que guardo con especial cariño, una fototipia de gran tamaño del Proyecto Original del Monumento dedicado a Zorrilla, de 1899 y es que este mismo fue eregido por el artista riosecano, Aurelio Carretero, que con gran maestría y acierto, logro conquistar al jurado que por una unanimidad, decidió que este proyecto fuera realizado por nuestro vecino.
Y es que durante los últimos años de la vida del poeta, este residiendo en la capital de España, coincidió con el escultor allí, los cuales adquiriendo una gran amistad, mantuvieron continuos encuentros, pudiendo por ello, a su muerte, tomar una mascarilla del mismo, lo cual fue quizás lo que hizo declinar en el concurso la balanza hacia su lado, quedando vencedor entre otros seis proyectos.

La estatua, no ha sufrido apenas cambios en todo este tiempo.
Inaugurada en 1900, ante todas las autoridades, con banda de música y una misa pontifical.

La estatua esta realizada en bronce y parece que fue necesaria la fundición de dos cañones de la época de Carlos III para su completa realización, la estatua es perfecta en sus formas debido al parecido con el poeta, viste con ropas de época, sosteniendo en una mano un pequeño libreto y en la otra con la mano extendida,  haciendo que parezca estar recitando un poema que no tiene fin...
A sus pies una figura alegórica de la poesía, completan este magnifico conjunto, personificada en una joven alada, que muestra la actitud de escuchar al poeta, con gran atención.

Para gloria de todos los riosecanos, gracias al monumento del gran dramaturgo y poeta, la magia de las manos del escultor riosecano, quedaron grabadas para generaciones futuras en esta gran obra que hizo que su fama, recorriera toda España, consiguiendo otros proyectos en localizaciones diferentes.




jueves, 16 de febrero de 2017

LOS FILETES DE MI ABUELA...

Mi abuela de jovencita, retratada en una foto mas
grande que fue recortada y dividida en partes, seguramente entre sus hermanas.

Normalmente, siempre presento alguna imagen o algún documento de mi pequeña colección, pero hoy quiero mostraros, un recuerdo, aquel que tengo dentro de mis papilas gustativas, aquel que siempre que mi madre, o yo, preparamos, nos hace recordar a mi abuela, no porque sean la mejor receta , ni porque fuera la mejor cocinera, sino simplemente porque eran los filetes de mi abuela, y eso era lo que hacia que fueran tan especiales, la sencillez de su preparación, ademas casi siempre que se preparaban, era por motivos de juntarnos todos alrededor de la mesa, y eso a mi me encantaba, quizás ese sea el segundo recuerdo que me dejan estos filetes, todos reunidos en la cocina-comedor de casa, en el que mi abuela, enrojaba bien fuerte la Bilbaina o Cocina Económica, para que no pasáramos frió, pero el frió quizás era lo de menos, lo importante era que allí, mi abuela, nos juntaba frente al calor mas grande, la familia...

bistec ajillo
Los famosos filetes de mi abuela.


Ahora os voy a mostrar esta sencilla receta...

INGREDIENTES:
-Filetes de Ternera, yo suelo utilizar babilla o tito.
-Aceite.
-Ajos.
-Vinagre.

MODO DE PREPARACIÓN:
Salpimentamos los filetes por las dos caras, antes de freír y a continuación con la vitroceramica al máximo, y sin tapa para que no se cuezan, ya que estos tienen que salpicar, ya lo limpiaremos después.
Ahora con la sarten muy caliente vamos friendo los filetes, y les vamos reservando en plato aparte, a continuación bajamos un poco el fuego de la vitro y echamos los ajos picaditos y otro poco mas de aceite y les dejamos que se maceren y se doren un poco, como ultima cosa echamos un buen chorro de vinagre y dejamos en la sarten un minuto aproximadamente, y para finalizar volcamos toda la salsa sobre los filetes.

En definitiva una receta fácil y sencilla que me trasladan a mi mas tierna infancia, en las Casas Nuevas, a día de hoy mi hijo con cinco años, ya reconoce esta receta como los filetes de la abuela Teo, ya que le encantan los barquitos en la salsa y nos podéis imaginar la ilusión que a mi me hace...


miércoles, 8 de febrero de 2017

Tratantes de Ganado...

Este cartel de mi colección me hace recordar que en Medina de Rioseco, todas las semanas desde hace siglos, desde que los reyes concedieran los privilegios de las ferias anuales, alrededor del Mercado de Ganado se reúnen, hombres y mujeres que luchan en el medio rural para la supervivencia, creando oficios que hoy en día están en peligro de extinción.

Cartel anunciador de una Feria de Ganado en tiempos de la República
25 de abril de 1932, como curiosidad del mismo, indicar el nombre de la plaza
cambiado por el nuevo régimen político.

Uno de estos oficios son los Tratantes de Ganado, oficios que con el tu a tu, y con la viva voz conseguían cerrar tratos, sin grandes complicaciones y eso si, sin tener que pasar por notarios, la palabra de estos iba a misa. con un simple apretón de manos, quedaban cerrados los negocios.

Este oficio era transmitido de padres a hijos, pasando este como si de herencia se tratase, siendo este oficio muy difícil de aprender, ya que requería toda capacidad de persuasión y mucha labia, no calentarse y tener temple necesario con cada venta, todas estas cosas hacían que este oficio, fuera respetable y admirado por parte de la gente ajena a este negocio.

Los tratantes eran una enciclopedia de la comarca, ya que andaban los caminos y los pueblos y eran una fuente de información de primera mano.
Si nos trasladamos a uno de estos mercados, una de las operaciones normales era esta, con su tradicional ritual, el ganadero acudía con la intención de vender, y el tratante de comprar, tanto uno como el otro estaban informados de los precios, antes de entrar en trato. 
El ganadero le pedía una cantidad por el ganado y este normalmente pedía por este mas dinero del que cotizara en mercado, en cambio el tratante, enumeraba una serie de defectos en el animal para así bajar el precio de este.
A continuación lo normal seria, por parte del comprador la retirada, para ver otros tratos y así dejar con la duda de la compra al ganadero, además al tratante le venia bien, para así, valorar el precio del trato anterior.
Al rato el tratante, volvía para volver a tratar con el ganadero y así poder llegar algún acuerdo entre ambas partes, el trato se cerraba con un apretón de manos y este por ningún motivo rompería ese trato, ya que se tendria que despedir de volver hacer tratos, ya que esto correría como la pólvora y todo el mundo dentro de este gremio, se enteraría y no volvería hacer un trato.
Un gran oficio que traía, a la localidad riqueza, llenando pensiones y casas de comidas, a donde finalizaban a veces los tratos...

jueves, 2 de febrero de 2017

"CORRO DE SANTA MARIA"

Estas fotografías de mi pequeña y modesta colección, compradas a un anticuario francés, me inspiran hoy, hablaros del aspecto de la villa en el siglo XVI en el entorno de las calles del Corro de Santa María.
Y para ello utilizare el relato del ilustre cronista local Don Benito Valencia Castañeda, el cual con gran acierto refleja la vida de la ciudad en su época mas gloriosa.

Calle del Pescado esquina con el Corro de Santa María
y en la esquina del fondo la Calle de Rehoyo.

La calle de Rehoyo (Hoy conocida con el nombre de Royo Angosto) se estrecha en su parte mas elevada por donde cruza la del Pescado, que sale a la plaza de Santa María; y a la plaza afluyen también la calle de Nuestra Señora, opuesta a la Mediana, así como la del Pescado a la del Dr. Isidro ( Hoy renombrada por el nombre de otro hijo predilecto de nuestra ciudad, Calle Cardenal Carlos Amigo, lugar donde nació y donde se conserva la casa familiar con una placa en la puerta de la misma).
El tal Doctor, que bien merece este recuerdo por la mucha estima en que le tuvieron sus conciudadanos, fue un medico de grandes aciertos, y aun cuando el remudar de los Regimientos trajo cambios en los acuerdos que con el se relacionaban, lo mas del tiempo se le satisfacieron crecidos salarios, aparte de eximirle de manipulaciones poco aseadas en ciertas enfermedades de los acogidos en los hospitales, y concederle otras distinciones y preferencias-mal recibidas por sus compañeros-a trueque  de no dejarle ir, "por ser calidad y autoridad que se hallara en esta villa lo que no había en otras partes", y que vinieran a curarse con el "muchas gentes de todo el reino".

Portada de nuestra afamada iglesia al otro lado del Corro, al lado
derecho de la foto la calle Mediana y al otro lado la calle Santa María.

Entrando en la plaza por la calle del Pescado, a la derecha está el hospital de las Angustias, y en la parte de arriba la iglesia de Nuestra Señora. En el siglo XV y quizá en el siglo XIV. Estando haciéndose la obra, plugo a Dios Nuestro Señor caer un rayo que causo mucho destrozo y vino grande perdida a la iglesia, y por carecer de medios para "se aver de haser", el cura y mayordomo imploraron la protección del Regimiento, que le otorgo con largueza, y así se reanudo la labor interrumpida que ha durado mas de cien años, y hoy es aprovechado en el servicio de Dios y honor de la villa.


viernes, 27 de enero de 2017

Franco en las tarjetas postales...

Desde los comienzos de la guerra, se editaron tarjetas postales ilustradas con motivos e imágenes patrióticos, la imagen mas repetida es la del Caudillo junto con eslóganes del tipo "Viva Franco" o "Arriba España" y que con el tiempo se convertirían en gritos del ritual franquista.
Estas tarjetas se las conoce con el nombre de tarjetas postales patrióticas y se distinguen por tener en la parte anversa una pequeña ilustración del Movimiento y un hueco donde se usaba para poner las señas del destinatario y en la parte del reverso se escribía el texto, estas tarjetas se imprimían en todas las ciudades mas importantes de la zona nacional, y estas tarjetas eran promovidas por la jerarquía eclesiástica, por jefes político-militares y por las propias papelerías.
El termino Caudillo aparece en numerosas tarjetas postales y sobres desde los primeros comienzos de la guerra las cuales ensalzaban la imagen de la patria y de Franco, estas tarjetas eran utilizadas por los diferentes remitentes, tanto para escribir a la novia, como para hacer un pedido de la familia o alentar a la familia desde el frente...
Durante la guerra y en los primeros años de la posguerra el caudillo recibió miles de tarjetas postales con felicitaciones y exaltaciones de lealtad y en fechas claves, como la onomástica o fechas patrióticas llegaban al Cuartel General del Generalísimo en Burgos o Salamanca, 
En definitiva las tarjetas postales eran el inicio de la propaganda, orientada a divulgar la imagen del Padre de la Patria.
A continuación os muestro algunos ejemplos de mi colección...
Todas ellas tienen la marca de la censura militar y la imagen del Caudillo y cada una esta destinada a un uso diferente.

Tarjetas postales procedentes de diferentes condenados en los campos
de concentracion de Rioseco, remitidas a familiares.
EL sello que se puede leer es el procedente del campo de trabajo.
Tarjeta con un ovalo del Caudillo y con la Bandera Nacional
revisada por la censura de Rioseco.

En este caso, la tarjeta comercial esta sellada con la imagen de Franco
y con un  "Viva España" esta revisada por la Censura de Rioseco.
Otra tarjeta comercial donde aparecen todos los eslóganes del Movimiento
revisada por la Censura de Rioseco y en una calidad magnifica.

lunes, 16 de enero de 2017

AQUELLAS BOTICAS DE ANTES...

A principios del siglo XX las farmacias en Medina de Rioseco, aún se parecían mucho a aquellas boticas del XIX, pero ya la ordenanza real de 1860 dictaminó que la oficina de farmacia debía tener al menos tres plazas diferenciadas, una destinada a venta, el mostrador. Una segunda zona para su elaboración y un almacén separando para la conservación de los medicamentos.


Publicidad  de principios del siglo XX. Sacada de uno de los libros de mi colección.

En aquellas farmacia aún se conservaban aquellos rótulos que ocupaban toda la anchura del establecimiento, ese es el caso del farmacéutico local Don Luis-Enrique Palencia y un escaparate lleno de frascos de colores esmerilados en forma de globo o de urna y se publicitan anuncios de especialidades farmacéuticas de origen ya industrial: Agua de Vichy, Ceregumil, pastillas del Dr Andreu, gotas calmantes de Sánchez García, (con heroína entre sus componentes), o el hoy familiar Colacao que inició su comercialización como producto farmacéutico bajo el nombre de Phoscao...
En el interior el publico admiraba los anaqueles, atestados de colecciones de botes de porcelana y cristal adornados con inscripciones latinas con letras doradas, que ya sustituían a aquellos botes de loza. Y sobre el mostrador aun se podía ver la balanza y los pesos, años mas tarde sustituido por la maquina registradora.
Y detrás, separada generalmente por una cortina se hallaba la Rebotica entre matrices, pesas y morteros, hogar de tertulias y confesiones, aunque estaba destinada a ser el espacio donde el farmacéutico elaboraba sus medicamentos, actividad hoy casi abandonada tras la llegada de la industria farmacéutica que hace mucho mas cómodo el proceso, aunque quizás más frió y menos entrañable.
También era común que el  farmacéutico proporcionara medicamentos y curas para dolencias como quemaduras cólicos, heridas superficiales, estreñimientos o diarreas y era habitual que se comercializase medicamentos patentados de producción propia. El farmacéutico estaba obligado a responder de la calidad y eficacia de los medicamentos galenicoso de composición no definida, que elaboraba en su oficina.
En fin,... Aquellas viejas boticas...

Sabemos que por aquella época en 1919 Don Luis Enrique Palencia vendía la única farmacia abierta en la localidad vecina de Villagarcia de Campos con licencia para reposición y un precio de 8000 pts al contado, en la revista del gremio la Farmacia Moderna 

lunes, 9 de enero de 2017

Accidente ferroviario...

Nuestro Tren Burra en su viaje a Tierra de Campos atravesaba la ciudad de Valladolid, y en su recorrido urbano desde la Estación de Bartolomé, hasta la Estación de Campo de Béjar, hacían de su viaje algo indecoroso e incluso impresentable ya que este discurrir diario de nuestro trenecillo era impropio de una ciudad moderna la cual se afanaba por suprimir aquel viejo vapor.

Recorte de prensa aparecido en la Vanguardia el 9 de enero de 1934
Numero especial de notas gráficas con 8 paginas
Ejemplar comprado en una feria en Barcelona.

Desgraciadamente un suceso pone la nota triste a este articulo ya que en los albores del mes de enero de 1934, el tren en su discurrir cotidiano se va a topar en su camino con un carro de la casa Hermanos Lomas para el transporte de trigo, y que era conducido por Simón Wamba Padrones, casado y sin hijos, caminaba junto a la vía férrea con el objetivo de dirigirse a la fabrica de la carretera de Salamanca. Al parecer el conductor del vehículo no oyó los avisos del tren y al coincidir con la entrada del Paseo Filipinos, fue alcanzado el carro por la maquina, que le dio un fuerte topetazo y lo engancho arrastrándole durante un corto trecho. 
El suceso del accidente es llevado al Ayuntamiento en el cual se debaten las condiciones que regula el paso del tren por la ciudad ya que este suponía que un empleado de los ferrocarriles marchara delante del tren a su paso por la ciudad y la velocidad del tren no superara la de un peatón, aunque se afirma que en la maquina va un hombre con bandera pero que eso es insuficiente y el señor alcalde ruega que se averigüe las obligaciones por parte de la empresa y en tal caso se exigirá que se cumpla.
El final de esta historia es la orden del Ministerio de Obras Publicas con fecha de 22 de octubre de 1961 el cual obliga al desmantelamiento del recorrido del tren por la ciudad, así desaparece el trazado que unía las dos estaciones y así termina el paso de nuestro vetusto vapor por Valladolid.
Quizás Valladolid perdió no solo el tren sino también un divertido y bohemio medio de transporte que daba a la ciudad un aspecto costumbrista.

lunes, 12 de diciembre de 2016

LA BLANCA...

Todos los riosecanos varones de mas de cuarenta años de edad, fueron protagonistas de la mili, como se denominaba a aquel servicio que de forma forzosa los convertiría en soldados uniformados y armados, con los que se nutrían los ejércitos de España.
Y así después de haber cumplido con el servicio de la Patria, se pasaba a formar parte de lo que se denominaba licencia temporal, teniendo que acudir a partir de esa fecha a situación de reserva, teniendo que pasar todos los siguientes años, por el cuartel de la Guardia Civil o por el Ayuntamiento de Medina de Rioseco, así que llegada la fecha cada año, puntualmente se presentaba la cartilla, te rellenaban la hoja correspondiente, ponían el sello y la firma del Comandante de puesto o el Secretario de turno y hasta el año próximo. Cumplido este tramite durante los años correspondientes te concedían la licencia absoluta.
Como curiosidad decir que si por cualquier cosa se olvidaba lo de sellar la blanca, al año siguiente de ir a realizar el tramite, el descuido te costaba el equivalente al salario de un día de trabajo de un soldado de tropa, y teniendo que ir a comprar al estanco, papel timbrado por la cantidad correspondiente en pesetas.


Documento sellado el 3-4-1937.
El nombre completo de nuestro paisano es Alberto Ortega Domínguez, familiar directo de nuestros peluqueros.

Y dentro de mi colección encontramos estos magníficos documentos integrados dentro de un mismo lote, en el que nos encontramos el primero de ellos al que le falta, la esquina izquierda del mismo pero se lee claramente la famosa blanca, siendo el mismo el documento que acreditaba la licencia total.


Este segundo documento, es muy curioso ya que el mismo explica el porque de su licencia, ya que este soldado es el tercer hermano presente en filas, y en el mismo documento viene donde ha fijado la residencia el recién licenciado y el mismo documento sirve para poder transitar con todos los gastos pagados hasta su regreso a su casa.


Aparte de esta tengo otros dos suplementos llenos de firmas de los diferentes alcaldes y sellos del Ayuntamiento... hasta que le concedieron la licencia absoluta.
Seguro que muchos de vosotros, os suena toda esta historia y algunos hasta tendréis documentos parecidos... 


Gracias a nuestros vecinos Javier Ortega Fernández y Fernando Ortega Fernández, me prestan esta magnifica fotografía de Alberto Ortega, un tío suyo al cual pertenecen todos los documentos...
       

martes, 6 de diciembre de 2016

BAR ASTURIAS...

Publicidad del año 1959, de un almanaque de Semana Santa de Valladolid.
y Medina de Rioseco,, adquirido en Burgos en feria del libro.

El origen del Bar-Restaurante Asturias nos declina la mirada al final de la década de los cincuenta, en aquel Rioseco, que despegaba turisticamente, y que gracias a su nudo de carreteras, se convertiría en el lugar perfecto para dar sustento a los viajeros en ruta por esta zona.
El matrimonio formado por los asturianos, Conrado Martín y Jesusa Pertierra, con una dilatada experiencia, en restauración, y tomando las riendas de tres negocios, primero en Oviedo y después en Madrid, deciden trasladarse a Rioseco en 1958, abriendo el "Asturias", donde Jesusa, supo exprimir sus dotes culinarios y hacer una fusión perfecta de su cocina, gracias a la despensa de la Tierra de Campos, basado en el recetario tradicional de nuestros antepasados, la cocina a golpe de barro y a fuego lento.
Platos tradicionales de esta casa eran las patatas con bacalao, las legumbres exquisitas, callos y casquería en general, y sobre todo la caza, que hicieron que su despedida en 1975, resintiera los estómagos mas exquisitos que disfrutaron tanto de esta pareja de guisanderos, como de la hospitalidad que les caracterizara y le hiciera famoso a este pequeño rincón de la Nacional-601.

A día de hoy las puertas de este mítico restaurante continúan abiertas, si cabe afortunadamente, igual de bien regentado, por la familia de Luis Ángel Santamaría, dando las gracias a su contribución en la hostelería local, haciendo de esta, imprescindible en complemento de nuestro patrimonio.

viernes, 18 de noviembre de 2016

LOS AMBULANTES...

Dentro de las apasionantes pinceladas que nos muestran los años que surco la Tierra de Campos el Ferrocarril Económico, descubrimos esta parte totalmente relacionada con el Tren Burra y su Tren Correo, el cual como hablamos en un articulo anterior hizo que el correo llegara a diario a muchas poblaciones, haciendo si cabe mas cercano el servicio de correspondencia y trayendo esa modernidad y progreso que el propio tren trajo con el, en su caminar diario.
Y lo que el hombre consiguió desmantelando y quitando de funcionamiento el tren y borrando de la tierra su paso, quedando solo en la memoria de los mas mayores, su devenir diario, la tinta de los sellos y la correspondencia han quedado fijada en aquellos tiempos pretéritos, con el romanticismo de aquellos sellos que ahora paso a contaros.
Gracias a la norma de inutilizar los sellos y de incorporar a la correspondencia la localización geográfica y la fecha favorecen la aparición de unos fechadores propios de las Estafetas Ambulantes.
Los sellos que nos encontramos en la estafeta de Rioseco son de forma octogonal, los sellos están divididos en tres partes, la parte de arriba, para poner la palabra ambulante, la cual viene entera o abreviada, y un I y un II, que sirve para la mismo, en el centro del sello, la fecha de expedición de la carta, y abajo del todo, el recorrido de dicha linea, con un numero por encima que nos indica, el empleado de cancelar la correspondencia.

Esta primera tarjeta postal, pertenece a la linea de ferrocarril de Villada, Rioseco, en la parte de arriba viene
la palabra abreviada de ambulante,conviene aclarar que en los ambulantes que no llevan la denominación de
ascendente y descente, tienen el caracter de descendente cuando proceden de Rioseco, se desplazan desde la
localidad de origen hacia la de destino, es decir son acendentes cuando se dirigen a Rioseco o retornan a su cabecera.

Gracias a la cantidad de lineas que partían desde Medina de Rioseco, a las diferentes localidades, nos encontramos dentro de mi colección con un gran numero de variantes.

Otro ejemplo de otra linea de expedición y con diferentes números del empleado de encargarse de cancelar la correspondencia
Como podemos observar en estas cartas la actividad comercial entre las diferentes localidades de nuestra comarca
era frenética, encontrándome gran numero de cartas de este tipo en mi colección.
  
En definitiva una magnifica colección que reuní durante algunos años, y que creo que es una de las joyas de mi colección, por curiosidad la mayoría de las piezas de esta han sido compradas en la zona de levante en anticuarios y almonedas de Valencia, Alicante y Murcia.

lunes, 7 de noviembre de 2016

TREN CORREO...

Dentro de mi colección, poseo una parte de ella dedicada a la filatelia y dentro de esta, destaco aquella relacionada con el Ferrocarril Económico, por ello voy a dedicar una serie de dos artículos, con unas pequeñas pinceladas sobre la importancia que tenia el Tren Correo.
Destacar de este servicio, que gracias a el llamado Tren Correo se convirtió en el gran impulsor de la correspondencia en nuestro país, y mas concretamente en nuestra comarca el Ferrocarril Económico mas conocido popularmente como tren burra, consiguió acercar aquellas pequeñas poblaciones del entorno, la correspondencia a diario.


Magnifico matasellos en una calidad de lujo de nuestra estafeta.
Un pequeño tesoro dentro de mi colección.

Pero como le ocurriera, primero al servicio de navegación del Canal de Castilla, al pequeño tren de Tierra de Campos, la partida la gano el trasporte por carretera, dejando a los románticos de este medio de trasporte, sin otro porque, para admirar esta bella estampa en la llanura.
El tren correo se implanto en todas las lineas de ferrocarril, haciendo si cabe mas económico para la compañía de explotación del mismo, al llevar aparte de mercancías y coches de viajeros, ese vagón especial.
Estos trenes, eran un sistema muy eficiente, ya que reducía los tiempos de entrega del correo, y ademas permitía durante el trayecto la clasificación de los envíos, todas estas cualidades hicieron que este, se convirtiera en un apreciado servicio entre los habitantes de Tierra de Campos.
Estos dos sellos estampados con el tampom especial de nuestro tren, es un efímero recuerdo para nuestros vecinos mas mayores, y que gracias a el servicio que realizo en nuestra comarca, dejo si cabe algo mas incomunicadas las poblaciones mas pequeñas...


lunes, 31 de octubre de 2016

FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS...

La Festividad de Todos los Santos, me traen a mi memoria, muchos de los recuerdos de mi niñez, estando al lado de mi abuela Teofila y de todas las veces que la acompañe al cementerio a ver a mi abuelo.
Mi abuela, con gran esfuerzo y dedicación, días antes limpiaba la sepultura, esperando que todo estuviera listo para el día de Todos los Santos.
Días antes, mi abuela encargaba flores, y las dejaba listas para llevarlas bien pronto al cementerio, donde engalanar, el lugar de descanso de todos nuestros seres queridos y así todos después rezaríamos una pequeña oración en recuerdo del que fuera cabeza de mi familia.
A continuación la clásica visita a otros nichos o sepulturas de familiares cercanos, con paradas continuas de vecinos, familiares y amigos, en las que compartir ciertos minutos, si la mañana, permitía la conversación, ya que recuerdo frió y lluvia en infinidad de años.
Otra de las cosas que me viene a la memoria, es lo que se madrugaba ese día, para bajar a comprar el pan, ya que como mi abuela decía, había que espabilar en días festivos, porque el pueblo se llenaba de forasteros y no dejaban nada en las panaderías.
El ajetreo de ese día, era incesante, en todo Rioseco, escuchándose el murmullo de la gente que caminaba en dirección del cementerio, llevando en sus manos algún ramo o palma...
En aquellos primeros días de los Santos, era fácil distinguir a las familias que habían perdido algún ser querido, pues estas como mandaba la costumbre vestían de riguroso "negro", hoy gracias a Dios esa estampa se va perdiendo con las generaciones mas mayores, igual que se perdió la costumbre de velar durante todo el día y vigilar que no se apagaran las velas en los nichos o sepulturas.
Y quizás recuerdo con gran expectación, el postre de esos días, los famosos Huesitos de Santo, que junto con los buñuelos, hacían el mejor aderezo para terminar la comida familiar.
Ahora que los años, han pasado y con ellos otros familiares se han marchado, las tradición de subir al cementerio el día de los Santos no que da interrumpida, gracias aquella labor que un día iniciara la abuela Teo y que hoy continuo yo, junto a mi hijo, que ya distingue perfectamente la sepultura de nuestra familia.




Y para ilustrar este articulo, os traigo una carta de pago del Ayuntamiento de Medina de Rioseco, adquirida en Oviedo, en un anticuario local, en la que deposita, 24,50 pesetas en concepto de compra de una sepultura, y como cosa curiosa del documento, comentar que en el margen izquierdo del mismo aparece la forma de hacer efectivo el pago, eligiendo en este caso, Doña Carmen García Cienfuegos, el abono en plata, adquiriendo con ello la sepultura numero 39 y para ello toma razón el Capellán, Don Saturio Martinez Chico y firman el documento el secretario contador y el alcalde como tomadores de la razón, distinguiéndose entre ambas firmas un sello del ayuntamiento en perfecto estado, un magnifico documento de la vida de nuestros vecinos de Rioseco, de 1892.